Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La primavera

Hace exactamente un año hice la foto a esta flor de la jara.
Hace un año, cuando llegó la primavera, tras un invierno poco lluvioso. "Las jaras necesitan más agua" decían los lugareños: "no hay más que ver lo seca que está la tierra donde ya están floreciendo".
Esos comentarios de la gente que vive en el campo siempre me intranquilizan y temo que ya no haya marcha atrás; que por nuestra culpa, el clima haya cambiado inexorablemente. Pero pasan los meses y todo vuelve a su lugar: nieva mucho cuando tiene que nevar, llueve mucho cuando tiene que llover y la naturaleza, tan agradecida siempre, responde con creces.
Quizá nos pase a los humanos algo parecido. Me gustaría ser optimista y tomar ese ejemplo para ver el futuro con una mirada positiva... ¿por qué no? Como dice ese anuncio que vemos estos días en los medios de comunicación: "estosololoarreglamosentretodos.org".
Se trata de una campaña que tiene un padre con nombre y apellidos; una campaña inteligente. Un hombre que comprendió que no podíamos echar por la borda lo conseguido en los últimos 20 años en nuestro país, que algunas cosas seguían en nuestrra mano, que contagiar desánimo es lo más fácil pero se puede llegar a contagiar confianza y ganas por el mismo precio: se trata de Jaime de Andrés.
¿Se le ocurrió a usted solito? le preguntó la periodista Nuria Navarro:
La idea es mía. Hace nueve meses, compartiendo una paella con unos amigos, surgió el tema de la crisis. Muchos opinaban que era una pena perder el impulso de 20 años de transformación en España. Llegué a casa y escribí un par de folios con una idea sencilla: al margen de los datos objetivos –el desempleo, la crisis hipotecaria, la falta de expectativas respecto de las medidas que se toman–, una parte de esta crisis tiene que ver con lo emocional. Le expuse la idea a Javier Gómez Navarro [presidente del Consejo Superior de Cámaras de Comercio] y le gustó.
Una llamada al esfuerzo, al compromiso, a la ilusión y, sobre todo, al tesón. Es una campaña de valores. En resumen: a medida que le metes energía, las cosas van saliendo.
Me gusta esta campaña, no sé si será útil pero me resulta muy atractivo su mensaje. En momentos de crisis se necesitan personas dispuestas a arriesgar, a inventar, a acarrear las responsabilidades que individualmente podamos aceptar. Lo que es seguro es que nadie, absolutamente nadie, nos sacará las castañas del fuego.
Quizá sirva la flor de esta jara para entender que en contra de todas las previsiones, la primavera, que oficialmente ha empezado este domingo 21 de Marzo aunque no lo creamos, llegará y lo hará con mucha fuerza ayudada por tanta agua como ha caído. Este año la primavera será esplendorosa, eso no nos lo podrá quitar nadie.