Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mi voto va para ti, Roque

Cuando le vi jugar el otro día me pareció especialmente atractivo y le seguí. Luego me encontré esta foto y la guardé. Hoy veo en Divinity.es que nos piden que votemos al más guapo de la Roja. Como aquí se hace lo que a una le sale del Bolo, he decidido votar a Roque Santa Cruz, jugador de Paraguay.
Para mi no hay ningún otro jugador en ninguna selección, incluida la nuestra, que le supere. Os advierto que si necesitáis más pruebas, las tengo, sólo tenéis que pedírmelas. He puesto esta foto y no otra porque estoy empezando a estar un poco harta de las dichosas tablitas. No hay hombre, que se considere un buen ejemplar, que no se suba la camiseta a las primeras de cambio y nos enseñe con orgullo su músculo recto mayor o el mayor oblicuo del abdomen: esos que todos conocemos como la tableta de chocolate; que apure lo más posible y llegue casi hasta el transverso sin llegar al piramidal para no quedarse completamente desnudo.
Mi voto es pues para Roque Santa Cruz. No necesito justificarme, explicarme; es un voto a bote pronto, un voto sin conocimiento carnal, sin siquiera haber hablado ni una sola palabra con él, un voto que desconoce su mirada, sus manos, su forma de andar ni de tocar: un voto al vacío. En esta foto Roque tiene una boca amplia y una nariz grande. La mirada con intención y sus dientes, qué importantes son los dientes..., blancos y alineados. Conoce su poderío y lo explota: me lo imagino colocándose cuidadosamente esa cinta negra delante del espejo y eso, francamente, me gusta menos. En todo caso como de lo que se trata es de darle un voto sin más, aquí le dejo el mío y os propongo que seáis vosotras quienes compartáis el vuestro.
P.D. ¡Qué alegrías nos están dando nuestros deportistas! Dejo cientos de flores para ellos y ellas. Por cierto, espero que alguien le pida excusas a Sara Carbonero.
P.D. bis. Comparto con todos vosotros la noticia del nacimiento de la hija de Cartoncilla. Me dicen que fue laborioso, pero que está en el mundo una criatura hermosa y sana que ha hecho felices a todos los que la esperaban.
¡Enhorabuena Bolera!