Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Maite (20/07/10)

Expulsión de Iván
A parte de lo que contó María, es cierto que me han llegado informaciones bastante fiables del exterior sobre el supuesto lío que tuvo Iván en Benidorm con la camarera, pero no tengo pruebas tangibles como para saber si son verdad. Sin embargo, llegados a este punto, me da igual que se haya liado con alguien o no y lo que verdaderamente me importa es su actitud conmigo. Los rumores son lo de menos, y si he decidido echarle ha sido basándome en el día a día que tenía conmigo últimamente. Hay cosas que me estaban empezando a no gustar como su cambio de carácter repentino. Pero no sólo cambió de actitud, sino que cada vez le veía más pasota incluso a la hora de preparar las citas. De hecho llevaba un montón de tiempo sin darle una, precisamente por este motivo. Pero, además, en los últimos programas no se involucraba como antes ni interactuaba conmigo sino que parecía que iba, simplemente, a pasar el rato.
Como llevábamos un buen tiempo sin tener citas y sin hablar, le he pedido tener un último encuentro porque no quiero que las cosas terminen así después de todo. Quiero hablar con él más íntimamente, que me cuente y que me de sus explicaciones. A partir de ahí ya me tocará a mí tomar una decisión y ver que pasa…
El resto de mis pretendientes
Hubo un momento del programa en el que necesité salir y desahogarme por todo lo que llevaba viviendo en los últimos días y acabé viniéndome abajo. Aunque al principio no quería que nadie me viera en ese estado, la verdad que agradecí mucho que Vicente viniera a consolarme. Sus palabras me reconfortaron y consiguió animarme diciendo las palabras correctas. La verdad es que tengo unos chicos estupendos, estoy súper orgullosa de ellos y les agradezco muchísimo que me traten tan bien y me apoyen tanto en los momentos más difíciles.