Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Manuel (08-04-09)

24 horas con Ara
Primero fuimos a la playa. A mí me hacía mucha ilusión ir con una chica a la playa porque me encanta la naturaleza y el mar me inspira romanticismo. Le enseñé una de las playas de mi tierra, estuvimos jugando a las palas, bromeando. Tuvimos un ratito divertido, hice jueguecitos con ella como si la fuera a tirar al agua, al final no la tiré porque estaba congelada, tuve piedad.
Después de eso nos entró hambre y nos fuimos a comer a un sitio muy bonito que está al lado del río, justo enfrente de la Torre del Oro. Además, hacía muy buen día y comimos fuera, porque hacía un tiempo idóneo, con mucho sol. El almuerzo fue muy ameno porque me hizo un test de sexualidad, me hizo algunas preguntas un poco comprometedoras, fue un poquito subidito de tono.