Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rubén: “Nunca he sentido por nadie lo que siento por Cris”

“No decidí irme del programa con Cristina por la presión. Empecé a sentir algo más por ella desde la tercera cita y siempre dije que era mi favorita. La situación y el revuelo que se armó con Laura Barcelona hizo que las cosas se precipitaran y que no fuese una final al uso, pero  ahora estoy encantado de haber tomado la decisión de abandonar el programa con Cristina.
Decido irme con Cris, como digo, no por presión sino porque cuando veo que Cris se va y no vuelve a entrar pienso: “¡la pierdo!”. Sé que ella es muy de arrebatos y como veo que el programa se acaba y ella no entra, me doy cuenta que no quiero perderla. Estaba seguro de que ella no iba a volver. Si no salgo a por ella, la pierdo seguro.
Sobre el tema de Laura Barcelona, yo sabía que esas conversaciones iban a salir pero jamás pensé que me iban a comprometer tanto. Laura dice que estaba despechada, yo creo que jugó conmigo. De hecho, dejé de escribirle porque me di cuenta de que quería explotar esa situación.
En cuanto a mis otras dos pretendientas, Saray me parece una chica con muchas cosas buenas pero no me daba ese punto de locura y tensión que necesito en mi pareja. Olga nunca me atrajo físicamente, sabía que nunca podría salir con ella. La veía más como una amiga, es muy simpática: en ningún momento quise hacerle daño. Si que es verdad que no me despedí de ellas, pero es que fue todo tan precipitado que la situación me  fue llevando y la verdad,  olvidé despedirme de ellas.
En estos momentos veo mi futuro con Cris. Ya vivimos juntos,  estamos súper bien y muy ilusionados. Hemos conocido a nuestros padres, mi madre la adora, creo que los suyos también a mí. Creo que hacemos muy buena pareja, ella es una chica súper buena, dulce y todo mi círculo está que babea con ella.
En contra de la opinión de todos los que no confían en esta relación, os digo sinceramente que yo, que he tenido dos relaciones largas, nunca hasta ahora había sentido por nadie lo que siento por Cris. Es la primera vez que me voy a vivir con una pareja. ¡Hasta le he comprado un anillito y todo!!…  Es algo así como un pre-compromiso, por decirlo de algún modo.”