Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ellas

echevarria3.jpg
Pic-nic con David Echevarría
‘Me llevó al Templo de Debod, estuvimos paseando y el preparó un picnic. Nos sentamos a merendar con vistas a Madrid y, bueno, delinquimos un poco porque nos bebimos un vino en plena calle y no está permitido’
‘Me sentí muy a gusto y le hice un masaje en la espalda. La cita no fue nada agobiante, empezamos a conocernos de forma muy natural y eso es lo que me gusta de él, que es muy natural conmigo. Al principio me costaba mucho adivinar cómo era, pero allí estuvo muy tranquilo. Me cae muy bien y bueno…podemos decir que hubo tensión en el aire’.
David Morales se enamora
La cita fue en Lay Down, un restaurante de Madrid donde se puede comer tumbado en una cama.
‘El sitio es muy bonito, estábamos allí los dos solos y todo fue muy acogedor. Estuvimos muy cómodos y tranquilos’.
‘De repente él se puso muy serio, ya no estaba tan bromista como antes y quiso sincerarse conmigo. Me dijo que le gusto de verdad y, por la forma en que me lo dijo, hasta me lo creí. Dijo que él vino a este programa para probar nuevas experiencias y que no se imaginaba que pudiera encontrar el amor, que le gusto porque soy una chica muy completa y que le da rabia que el programa dure tanto porque para él podría acabarse ya. A mí él me parece un chico muy original, es muy suyo, muy ocurrente y no para de sorprenderme’.
‘Después de que me dijera todo eso pasamos a una sala roja llena de espejos y allí me recitó una canción. Me gustó mucho porque era como una poesía súper bonita pero ¡me dio mucho corte!. No sabía qué decirle así que le canté una canción al oído, un bolero. Los dos cerramos los ojos y estábamos sentados rodilla con rodilla y hubo muchísima tensión. La verdad es que nos cortamos un poco.
Elección: Todavía no puedo elegir entre ellos porque son muy diferentes, pero cada uno, con sus puntos positivos y negativos, se equilibran. Me entiendo muy bien con los dos.
pedro3.jpg
Navegando con Pedro
‘Con Pedro muy bien, de hecho elegí su cita. Me vendó los ojos y de repente pisé agua. Fuimos a un embalse y me llevo a dar un vuelta en barquito’.
‘Era ya la tercera cita y eso se nota pero me corté un montón porque no sabíamos muy bien qué decirnos. Estuvimos hablando pero sólo de bobadas. Sí que hubo algún abrazo…hubo bastante química, yo creo que sobraban las palabras’.
Alex, el benjamín
‘Era la primera cita y estaba algo nervioso pero es un chico encantador, dulce y muy majo. Hubo menos química que con Pedro, pero es que este chico es muy jovencito, tiene sólo 18 años, aunque es maduro’.
‘La cita fue aquí en Telecinco, fue un plan improvisado en una caseta móvil. Estuvimos tomando algo y jugamos una partida de dardos. Ganó él’.