Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿No se habrá pasado la Federación Española en su ánimo de buscar la calma de la Roja en St. Marie de Ré?

Reconocía Vicente Del Bosque en 'Eurocopa Inside', el programa del torneo de BeMad, que no conocía la Isla de Ré hasta que puso un pie en ella. Viendo los antecedentes (Curitiba, Gniewino, Potchefstroom, Neustift), no cabe duda de que todas tienen un denominador común: la tranquilidad, y por usar un eufemismo. En esta ocasión, la federación ha apostado por un pueblo dentro de la isla, St. Marie de Ré, que vendría a destacar por la nada misma. Hay poco que ver y poca gente con la que cruzarse. Lo he visitado con el ánimo de descubrir qué se encuentran nuestros internacionales cuando salen del hotel a dar una vuelta y, ooops, la sorpresa es que no había casi nadie por la calle. A lo largo de un camino de cerca de un kilómetro y medio me topé con no más de quince personas. Ah, tengo la prueba. Mirad...