Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mucho amor y desamor en el Congreso

Mucho amor y desamor en el Congresotelecinco.es
Besos hay muchos y de todos los tipos pero un beso en la boca en el Congreso nunca se había visto. Ni entre hombre y mujer ni entre mujer y mujer y tampoco entre hombre y hombre. Y éste ha sido el caso. Pablo Iglesias y Xavier Doménech, portavoz de En Comú Podem, han celebrado con un beso en la boca su estreno en el Congreso mientras miraban desconcertados algunos diputados del PP. Ha sido una de las anécdotas del debate de investidura e incendiaba Twitter.
Pablo Iglesias sabe convertirse en noticia, por su oratoria y por sus tuits. Esta vez, con un beso. Un gesto que no dejaba indiferente a nadie. Una acción impulsiva y emocional para dejar claro que las formas de hacer política en España han cambiado. Y ¿qué hay de malo en celebrar algo con un beso? Los españoles deberíamos besarnos más, decía Pablo Iglesias poco después en Noticias Cuatro.
El beso desconcertante o pico + cachete en el culo no se lo esperaban los ministros en primera fila a quienes se les quedaba cara de póker. El responsable de economía, Luis de Guindos parecía pensar… lo que nos queda por ver.
En fin, mucho amor y desamor en el debate de investidura de Pedro Sánchez . Una contienda in crescendo. Mucho pico y mucha lengua sibilina usada para la oratoria.
No hay duda, el beso en la boca de los dos diputados ha dado que hablar. Veremos cuánto. Porque hay besos que hacen historia como el beso entre Leonidas Brezhnev (URSS) y Erich Honecker (RDC). Dos líderes comunistas besándose en el año 1979 plasmado en un mural en Berlín.