Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un viaje en el tiempo

Es como retroceder en el tiempo varias décadas, como volvera un momento que pasó y al que en teoría es imposible volver, pero hay unaforma.  Emprendiendo un viaje en lostrenes de lujo que este año ya circulan por las principales rutas turísticas:Al Andalus, Transcantábrico, El Expreso de la Robla…Hoy nos subimos a un tren quenavega por la tierra, que avanza por el espacio permitiéndonos volver la vistaatrás y disfrutar del paisaje.  (http://www.renfe.com/trenesturisticos/)

trenes salon

Te sientes transportada nada más poner un pie dentro delvagón porque su salón ya invita a sentarse y a moverse a otro ritmo. Si algosignifica un trayecto en estos trenes es tranquilidad, libertad y pausa, en unmundo en el que todo funciona “a toda pastilla “. Representa la posibilidad deexperimentar el placer del “gran caballo metálico” mientras se avanza dandopequeños tumbos. Todo en los trenes turísticos es exclusivo…

trenes comedor
trenes plato
…También el vagón restaurante donde se elaboran menúsespeciales bajo la pauta de calidad y buen hacer. Es uno de mis momentosfavoritos. Sentarte a la mesa y compartir buena gastronomía con amigos,conocidos o simplemente compañeros de viaje casuales. Y quién sabe qué sorpresapuede deparar el destino. Los extranjeros copan mayoritariamente las reservas:mexicanos, venezolanos, brasileños, argentinos,…Iberomaericanos y también Europeos…Gentedeseosa de conocer nuestra tierra en un viaje reservado para unos pocos. De lostrenes turísticos, Al Andalus es uno de los  más espaciosos del mundo.

trenes habitacion

Y no es difícil de creer cuando contemplas las habitacionescon baño individual. No tienen nada que envidiar a muchos hoteles modernos.Luminosas, grandes y con pequeños detalles para que la estancia seainolvidable. Sentada en una de ellas recordé las increíbles historias que mecontaba mi abuela sobre las vicisitudes que pasó viajando en tren…Eso de latortilla, las gallinas y la incomodidad de los asientos de madera. Y pienso quela hubiera gustado hacer éste trayecto, sentada en un confortable sillón perocon el traqueteo que a ella tanto la adormecía.

trenes cristal

Dentro del tren se imparten cursos de coctelería, maridaje,cata de vinos…Siempre hay algo que hacer .Y al llegar a los sitios, puesvámonos de excursión. El viaje completo incluye visitas guiadas a los lugaresde mayor patrimonio de nuestro país, algo que resaltan la mayoría de losclientes extranjeros que ya se han atrevido con el producto. Este año se poneen marcha por primera vez el “Train and Breakfast” dirigido a los más jóvenes.Una propuesta más desenfadada que permite conocer la experiencia por menos de100 euros la noche. Toda una tentación para los románticos que todavíaquedan. 

trenes estacion