Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¡Basta ya de perdones, necesito unos tacones!

Mili no es la misma desde que se separó de su marido por una infidelidad. Su hija ha sido la encargada de pedirle el cambio en la pasarela para que levante cabeza y vuelva a sonreír como antes. La aspirante se ha llevado una gran sorpresa al ver cómo Rossi aparecía en el plató con esta petición. Pelayo y Natalia querían cambiarla pero el elegido ha sido el estilista.