Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rosa no volverá a ser nunca más una banquera antipática gracias a Pelayo

La aspirante llegó a la pasarela pidiendo un cambio por varios motivos, Rosa quería dejar de ser una banquera antipática y también quería olvidarse de dos complejos: de su sonrisa y de sus piernas. Para Pelayo no ha sido un cambio fácil, pero "precisamente la gente que nos lo pone difícil es la que más nos enseña", ha subrayado el estilista. Además sus dos hijas no podían perderse su cambio, "ahora tienen una madre renovada gracias a Pelayo", ha dicho la aspirante.