Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Antúnez, en serios apuros

Si tus empleados dan vergüenza ajena tu éxito como empresario ya no es el mismo. Así se lo hace saber Antúnez a la 'troupe' que rodea cada día la máquina de café de la oficina. Y una prueba de lo que son la dan al recibir la noticia. Pese a que quieren esconderlos, se lo toman con alegría porque así tienen el día libre.
El problema es que alguien tiene que servir los cafés. La elegida es Maricarmen Cañizares, de quien más se avergüenza. Una empleada que, sin embargo, es hacendosa y se percata de que tiene mal hecha la raya del pantalón. Deciden entonces plancharlo en un momento y, en el instante en el que está en calzoncillos, entra el decano.
Mal empieza el día más especial de Antúnez. Que luego ve cómo el decano averigua que él fue quien le puso el mote de 'Pata de palo'. Con el anciano hombre de la Universidad bastante enfadado ya, llega el pleno de la oficina a preguntarle a Antúnez si pueden cobrar el día libre.
Mónica a la que más curiosidad le despierta el decano. Se pone a preguntar y Antúnez le explica al decano: nada, es la típica pija de una familia de nuevos ricos. Otro error más, el último, pues se trata de su sobrina.