Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los calmantes provocan que Nicholas confiese un asesinato delante de Marisol

Nicholas sigue sedado en el hospital. En uno de los momentos que se encuentra con Marisol en la habitación, Nicholas habla y acaba por confesar un asesinato. La policía acude con la intención de que Nicholas declare pero Marisol les dice que no está en condiciones.