Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La sentencia de Darío Jurado

Darío quiere que las partes reflexionen sobre la cantidad de padres están sufriendo porque sus hijos tienen que sometidos a una operación y establece que Enrique no podrá operar a su hija. Tendrán que esperar a que la niña cumpla 18 años para que ella decida si se quiere operar, pero no podrá hacerlo con el dinero de ambos cónyuges porque tienen régimen que separación de bienes.