Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La sentencia de Don Gustavo Larraz

Don Gustavo Larraz desestima la petición de readmisión de Jesús ya que éste aceptó participar en el proceso de selección y firmó un contrato laboral en periodo de prueba. Por tanto, dado el carácter del contrato, Martina estaba en pleno derecho de despedirle. Tampoco deberá indemnizarle ya que un Tribunal no puede aceptar peticiones de diferente naturaleza, en este caso laborales y civiles. Sin embargo, le aconseja que denuncie sus lesiones por vía civil.