Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Me ha despedido por no prestarle mi piso para llevar a sus amantes

El piso de Pedro se ha convertido en la peor de sus pesadillas. Jamás pensó que prestarle las llaves de su casa a su jefe Arturo para llevarse allí a la querida, le iba a costar su puesto de trabajo. Pedro asegura que se le ha despedido justo en el momento en el que él se ha plantado ante su jefe y le ha negado el acceso a su pisito.

Arturo pidió un favor a su empleado y compañero: las llaves del piso en el que vive para llevar a su amante y que así, su mujer, que también trabaja en la misma empresa, no sospechase. Lo que era un favor excepcional pronto se convirtió en rutina y no sólo para su jefe, también para los amigos de este, quienes hicieron copias de las llaves de la casa de Pedro para llevar allí a sus líos. Pedro asegura que había días que no podía ni pasar por casa porque estaba "ocupada", y que cuando se hartó de esta situación se lo dijo a su jefe y este le despidió.
Arturo por otro lado, se defiende de la acusación asegurando que su empleado ha sido despedido por acumular numerosas faltas laborales sin justificar. Pedro exige en 'De buena ley' una readmisión en su trabajo con el mismo cargo y el mismo sueldo.

Jaime González y Carmen Carcelén interrogarán a jefe y empleado. Sus preguntas pondrán contra las cuerdas a Pedro y a Arturo.
En las gradas, Pepe Herrero y Ana García Lozano cara a cara en un debate muy encendido.
Aitor Canales resuelve el caso. ¿Quién tendrá razón?, ¿Quién se ha aprovechado de quién?