Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La sentencia de Aitor Canales

Toño no deberá indemnizar a su esposa con 30.000 euros al no tratarse de un acto ilícito ya que quién ha desvelado el secreto ha sido su amiga al publicar las fotos en la red social. En todo caso, no hay pruebas demostrables de que ha sido éste el motivo por el cual su madre la ha desheredado.