Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mi madre no piensa en su jubilación

Marga donó su herencia a su madre para que viviese su jubilación a lo grande y ahora se arrepiente. Hortensia lo ha invertido en una urbanización de la tercera edad donde piensa vivir y ahora su hija quiere que le devuelva el dinero que le donaron para comprarse un apartamento cerca de sus hijos y no para compartirlo con otros jubilados.