Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Marina: "Mi amiga no me quiere dar el dinero del premio de la lotería que me corresponde"

Marina y Leticia son amigas desde la infancia. Hacen todo juntas: celebran los cumpleaños de sus hijos entre las dos familias, los de sus maridos y un largo etcétera. Hasta ahora tambien compraban juntas el boleto de la primitiva pero, justo el día que salió premiado, Marina no pudo pagar su parte porque su madre estaba en el hospital.
Marina, la demandante
:
ella sabe perfectamente que no le pagué porque esa tarde estuve con mi madre en el hospital".
Leticia, la demandada: " No es culpa mía que Marina no me pudiese pagar ese décimo, yo no sabía que su madre estaba en el hospital pero considero que el dinero es íntegramente mío. Yo soy siempre la que va a comprar los boletos y la que está pendiente, ella se limita a darme el dinero. Me quedé muy sorprendida cuando me llamó al día siguiente para decirme que nos había tocado el la lotería, porque no nos ha tocado, me ha tocado a mí. Además, el dinero ya me lo he gastado".
El veredicto
Este caso ha sido arbitrado por la nueva letrada del programa, Isabel Wilkens, quien ha dictado sus sentencia a favor de Marina. "Buscando fundamentos para poder resolver este caso he encontrado un estudio de un profesor de sociología en el que se confirma que el 50% de los jugadores de lotería españoles comparten el gasto de los décimos. Leticia ha corroborado que lleva haciéndolo así con Marina desde hace muchos años y esa antigüedad supoene una relación contractual que se ha quebrantado. Por lo tanto, condeno a la demandada a que pague los 20.000 euros que le reclaman y es más, le digo que ha tenido suerte de que su amiga no haya acudido a un juzgado de instrucción para resolver el caso porque esto podía haberse definido como un delito de apropiación indebida".