Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nuevo caso: 'Cumpleaños gitano'

Una pareja separada ha acudido al plató de 'De buena ley' por culpa de un cumpleaños conflictivo. Mar permitió que su hija fuese a una barriada gitana para celebrar el aniversario de una compañera de su clase y a Javier, el padre, le ha parecido una temeridad. ¿ Hablamos de un padre preocupado o es una cuestión de prejuicios?. Éste ha sido el tema a debatir.
El caso
Javier, el demandante: "Mi hija ha ido con sólo 6 años a un cumpleaños a una barriada gitana, y no tengo nada en contra de los gitanos, pero creo que ha visto cosas que no tenía que haber visto a su edad. Lo que pido es que mi hija cambie de amigos e incluso de colegio si hace falta, yo me encargo de los gastos. Y no me importa que se relacione con personas de otras culturas, lo único que hago es preocuparme por su seguridad y pedirle a mi ex mujer que me concute cuando tenga que tomar decisiones de este tipo".
Mar, la demandada: "No he llevado a la niña a un campo de guerra. Mi hija simplemente ha ido al cumpleaños de una compañera suya del cole que da la casualidad que es gitana. Lo que pasa es que a mi ex marido no le gusta la gente ue es diferente a él y le está inculcando a la niña unos valores racistas que no me gustan. No quiero que nos obligue a cambiar de colegio y que nuestra hija tenga que dejar a sus amigos". Al no haber acuerdo, el letrado Gustavo Larraz se ha retirado a deliberar.
La opinión del público
El público asistente se ha divido y posicionado de una parte o de otra. Un chico de raza gitana que había en la grada ha sido muy contundente al dirigirse a Javier. " Yo creo que es una cuestión de racismo porque si el cumpleaños hubiese sido en La Moraleja no hubisese pasado nada de nada". Hay incluso quien ha dicho que la disputa es una consecuencia del divorcio. "Lo que creo es que este hombre no ha aceptado su divorcio y quiere amagarle la vida a su mujer en pequeñas decisiones como ésta".
Otro de los polemistas se ha manifestado en contra de la madre. "Puede que luego dentro de la casa el ambiente fuera de lujo pero es verdad que una barriada siempre es peligrosa y tienes que evitar que tu hija frecuente esos lugares. Yo lo único que veo es un padre preocupándose por su hija".
El veredicto
En este caso, Gustavo Larraz ha fallado a favor de Mar, la madre de Amaya. "Dado que Javier se preocupa por la seguridad de su hija y que yo no puedo considerar que España sea un país inseguro porque no es así, creo más en la versión de Mar y pienso que Javier tiene algún tipo de prejuicio".