Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Primer caso del programa: 'SOS: Mi suegra'

De buena ley ha comenzado con un conflcito cotidiano: una disputa familiar entre una suegra y una nuera que no son capaces de convivir juntas. Sagrario (la suegra) le cedió un piso vacio a su hijo y su mujer porque ella vivía en la playa, pero ahora necesita istalarse de nuevo en su anterior domicilio. Para María (la nuera) es una perdida total de su intimidad.
El caso
Maria y Sagrario han acudido a 'De buena Ley' porque no pueden resolver el problemas que les lleva afectando desde hace más de un año, según han asegurado las dos mujeres ante el prestigioso abogado Gustavo Larraz. " Nosotros estábamos a punto de emanciparnos, íbamos a firmar ya las escrituras de un piso y habíamos hablado con el banco, cuando Sagrario nos dijo que nos quedáramos en el piso que ella tiene en Madrid porque no lo usaba sin tener que pagarle alquiler ni nada. Le prometimos que podía venir cuando quisiera pero es que, desde que tenemos el niño, casi no sale de nuestra casa y ya prácticamente vive con nosotros. No puedo ni siquiera hacer el amor con mi marido tranquila por miedo a que entre en la habitación.
Sagrario se defiende diciendo que su único intención fue ayudarles a ella ya a su hijo. " Yo les cedí el piso porque no quería que pagasen una hipoteca tan alta. Pero hice obras en mi casa de la playa y me tuve que instalar otra vez en Madrid porque si no, no tenía dónde vivir". María le ha contestado que hace poco "se enteraron de que Sagrario había alquilado la casa de la playa después de haberla reformado" y la suegra le ha dicho que ella "quiere estar cerca de su nieto porque María no tiene experiencia como madre y se le nota".
La opinión del público
'De buena ley' es un programa en el que la opinión del público tiene mucho peso. En este caso, algunos de los asistente creen que Sagrario " es una entrometida y que si le dejó la casa a su hijo y a su nuera debería haberlo hecho con todas las consecuencias". Incluso ha habido una mujer del público que ha dicho que "la mejor suegra es la del huérfano". Para otros, María " es una egoísta y debería ahorrar para independizarse si eso es lo que quiere y dejar tranquila a su suegra, que tiene una santa paciencia". Aunque la opinión más relevanta ha sido la de Gustavo Larraz, mediador oficial del programa.
El veredicto
El prestigioso abogadoha fallado en favor de Sagrario porque "la propiedad es suya y dado que ni María ni su esposo le han pagado nada a modo de alquiler, ella puede hacer uso de su vivienda en el momento que quiera". Por suspuesto, ésta no es una 'sentencia' que tenga que ser aplicable de forma oblifgatoria como sudecería en un jucicio real, sóloes una orientación legal que puede ayudar a las partes a resolver sus problemas.