Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Caídas, polémicas y sueños rotos

El caso más famoso es el ocurrido en la prueba de los 3.000 metros de los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 84 entre Zola Budd y Mary Decker. La primera, atleta sudafricana que disputaba las olimpiadas con pasaporte británico al estar excluido su país por el régimen del apartheid. La segunda era la vigente campeona del mundo y favorita para ganar la prueba.
A mitad de la prueba, la punta de la zapatilla de Decker tocó el talón de la sudafricana haciendo que la primera se cayera. Budd sólo pudo quedar séptima y fue abroncada por el público que la consideró culpable de la caída de la campeona del mundo. Según una encuesta realizada por la cadena de televisión británica Channel 4, este ha sido elegido cómo uno de los 100 momentos de la historia del deporte.
Peter Elliott, repescado tras caerse
Otro suceso muy polémico, ocurrió en los mundiales de atletismo celebrados en Split en el año 1990. El británico Petter Elliott fue 'repescado' para la final de los 1.500 metros después de caerse y abandonar la semifinal de esta prueba. El equipo británico reclamó la repesca porque su atleta fue empujado por el alemán Fuhlbrugge, el vídeo lo demostró y la Asociación Europea de Atletismo le permitió participar en el final, aunque el mismo reconoció que en el fondo, creo que no debo participar en la final".
Sin final por un codazo en la nuez
Otros no tuvieron el trato de favor que recibió el atleta finlandés. En las Olimpiadas celebradas en Múnich, Jim Ryun sufrió un codazo en la nuez por parte de un corredor keniano. El atleta estadounidense cayó al suelo y perdió su última oportunidad de alcanzar una medalla de oro.
En lo mundiales de 1986, celebrados en Indianápolis, hubo un caso similar con el atleta Eamond Coghlan, que cayó en una de las semifinales. La televisión norteamericana y los organizadores intentaron que fuera repescado para la final pero , Coghlan no recibió el mismo trato que Elliot.