Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Eto'o y Kakà regresan a 'casa' en Champions

La suerte es caprichosa. Después de que Kakà y Eto'o abandonaran el Milan y el Barça al finalizar la temporada, la Liga de Campeones ha querido que ambos jugadores vuelvan a 'casa' durante la fase de grupos. El Barcelona tendrá que verse las caras con el Inter de Milán, el nuevo hogar del camerunés, mientras que Kakà deberá enfrentarse al Milan, su club durante los últimos seis años. Por su parte, el Sevilla ha sido el equipo que mejor suerte ha tenido con respecto a sus rivales mientras que el Atlético de Madrid tendrá como principal rival al Chelsea.
Al Barça le tocará vivir el enfrentamiento con el ex azulgrana Samuel Eto'o, que retornará al Camp Nou como interista, cambiado precisamente por el sueco y ex 'neroazzurro' Zlatan Ibrahimovic. Los dos son los favoritos para las dos plazas del Grupo F que dan acceso a los octavos de final, con el Dinamo de Kiev ucraniano y el Rubin ruso, cuya mayor complicación es el largo desplazamiento.

Por su parte, el Madrid, en el grupo C, volverá a vivir enfrentamientos de la década de los 90 con el Milan, en otros partidos que tendrán 'morbo' por el retorno de Kaká a San Siro ante el equipo con el que se proclamó campeón de Europa. El Marsella francés y el Zurich suizo completan un grupo asequible para la pléyade de estrellas que dirige Manuel Pellegrini.

Como era previsto, el peor parado fue el Atlético de Madrid, aunque el conjunto rojiblanco tiene muchas posibilidades. El 'coco' de su grupo, el D, será el duro Chelsea inglés, y también quedó encuadrado con su 'verdugo' en los octavos del pasado año, el Oporto portugués. El cuarto en liza será el Apoel chipriota.

Finalmente, el más afortunado fue el Sevilla que quedó encuadrado en un grupo, el G, muy a su alcance incluso para optar a la primera plaza junto al Glasgow Rangers escocés, el Stuttgart alemán, el más peligroso, y el Unirea rumano. AC