Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bertomeu denuncia que federaciones y autoridades políticas "han mirado hacia otro lado por miedo"

El Director Ejecutivo de la Euroliga, Jordi Bertomeu, ha criticado a federaciones nacionales y autoridades políticas por "mirar hacia otro lado por miedo" en el conflicto de la competición europea con FIBA, explicando que esperaba "una reacción de protesta mucho más fuerte en la defensa de los derechos" que ellos se han "ganado brillantemente en la pista".
"Nos ha sorprendido mucho el silencio de las federaciones nacionales y me ha parecido extraña la reacción de las autoridades políticas. Se esperaba una reacción de protesta mucho más fuerte en la defensa de los derechos que nos hemos ganado brillantemente en la pista. Eso no ha ocurrido, se ha mirado para otro lado", lamentó Bertomeu en los Desayunos Deportivos de Europa Press, patrocinados por Loterías y Apuestas del Estado (LAE), Liberbank y Repsol.
El máximo dirigente de Euroliga denunció que no ha "escuchado a nadie protestando contra la FIBA desde una federación nacional ni yendo a los tribunales para decirle: 'Esto no lo vais a hacer'". "Lo que no hagan otros, lo haremos nosotros", avisó, añadiendo que le ha "decepcionado la reacción de las federaciones nacionales" en este conflicto.
En este sentido, resaltó que el presidente de la Federación Eslovena fue "el único" que escribió una carta al secretario general de la FIBA, Patrick Baumann, para interesarse por la situación del conflicto Euroliga-FIBA y que poco días después "mandó otra carta de tres líneas diciendo que había hablado con el secretario general" y que se retractaba de su petición.
"Me ha sorprendido que el secretario de Estado (Miguel Cardenal) diga que está a favor de la FIBA y también a favor de los méritos por resultados deportivos porque las dos frases juntas no tienen consistencia. Esta política de seguidismo y mirar hacia otro lado por miedo ya no debería existir en el año 2016", se quejó Bertomeu, que no quiso opinar sobre la situación de José Luis Sáez porque es un tema interno de la Federación Española".
Euroliga y FIBA mantienen un conflicto por el futuro de las competiciones europeas que "seguramente acabará muy pronto en los tribunales", como reconoció el Director Ejecutivo de la Euroliga durante su comparecencia de este miércoles.