Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Crónica del Darussafaka Dogus - Unicaja Málaga, 78-55

Unicaja se ahoga en Estambul
El Unicaja Málaga ha perdido este jueves en Estambul en la pista del Darussafaka Dogus (78-55) y se ha complicado su existencia en el 'Top 16' de la Euroliga, donde sigue contando con dos únicas victorias en ocho jornadas al caer ante un colista que ya le ha atrapado en el balance, en una tarde aciaga para los de Joan Plaza, que se ahogaron en la que era una de las pistas más plácidas del grupo hasta el momento para confirmar que deberán buscar el milagro a partir de ahora.
No le hizo falta al Darussafaka hacer un gran partido para ganar a Unicaja, que pagó bien caras sus pérdidas y su mal porcentaje de tiro desde el triple. El equipo malagueño, cuya ausencia en la Copa del Rey había servido para preparar mejor este partido crucial, no estuvo cómodo en ningún momento, fue siempre a remolque y se quedó sin ideas en ataque. Un lastre demasiado grande para un equipo en mal momento anímico.
Pese a recuperar al pívot Richard Hendrix, que volvía tras lesión y estuvo falto de forma, Unicaja no pudo salir de la depresión. Todavía castigado por las bajas, el equipo no pudo liderar el partido en ningún momento, ni salir del guión planteado por el Darussafaka, que como de costumbre fue a buscar un marcador bajo, con un juego lento, y con ellos marcando el 'tempo' del partido. Y, así, Unicaja sumó su quinta derrota consecutiva en esta Euroliga.
Con esta derrota Unicaja se complica mucho la vida, pues ahora le quedan seis partidos por jugar y el próximo es ante el poderoso Panathinaikos en el Martín Carpena. Todavía on están eliminados, pero sí tocados. La reacción debe ser inmediata y el equipo de Plaza deberá dar una imagen bien distinta. En el Volkswagen Arena los españoles firmaron peores porcentajes de tiro de campo, sobre todo en triples, y tuvieron más pérdidas que el rival, que además cargó mejor el rebote.
Ya con marcador bajo, y cuando la mala racha era todavía compartida por ambos equipos, apareció Luke Harangody para remontar el vuelo desde la larga distancia para Darussafaka. Además, sumado al gran partido de otro ex de la Liga Endesa como Marcus Slaughter, el equipo turco se topó con un partido en el que fueron a más a base de ir cogiendo confianza en sí mismos. Eran colistas, pero si luchan así hasta el final podrán alargar su sueño.
Además, acabaron muy fuertes los locales cada final de cuarto, logrando sus máximas diferencias o acercándose a ellas cada 10 minutos. Así, el último y decisivo periodo se abrió con un 59-45 que ya dejaba las cosas bastante claras pero, lejos de relajarse y dar pie a Unicaja a intentar la remontada, el equipo de Estambul se puso las pilas y llegó a ganar de 26 puntos coincidiendo con una canasta de Harangody (78-52).
La mayor victoria en la Euroliga del Darussafaka Dogus deja tocado a Unicaja, que además se descolgó antes de tiempo. Se dejó ir el equipo de Joan Plaza, le dio la cara al duelo y salió todavía más herido. Una derrota contundente, demasiado para un equipo en horas bajas. Pudieron competir, pero al final hasta pareció que desistieron de ello. Mala cara de Unicaja, únicamente Fran Vázquez y Kuzminskas pasaron de los 10 puntos en anotación y valoración, muy poco para ganar, hasta en la pista del colista.
FICHA TÉCNICA.
--RESULTADO: DARUSSAFAKA DOGUS ESTAMBUL, 78 - UNICAJA MÁLAGA, 55.
--EQUIPOS.
DARUSSAFAKA DOGUS ESTAMBUL: Yagmur (12), Gordon (2), Redding (6), Harangody (21), Erden (9) --cinco inicial--; Wilbekin (8), Markoishvili (9), Arslan (-), Slaughter (11), Bjelica (-), Preldzic (-).
UNICAJA MÁLAGA: Díaz (2), Nedovic (-), Kuzminskas (12), Thomas (6), Vázquez (12) --cinco inicial--; Jackson (2), Hendrix (5), Díez (2), Suárez (5), Nelson (8), Cooley (1).
--PARCIALES: 19-16, 18-12, 22-17 y 19-10.
--ÁRBITROS: Belosevic (SER), Boltauzer (SLO) y Kowalski (POL). Sin eliminados.
--PABELLÓN: Volkswagen Arena, 4.783 espectadores.