Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Crónica del Olympiacos - Laboral Kutxa Vitoria, 63-57

San Emeterio no es suficiente El Laboral Kutxa aprieta al Olympiacos, pero solo puede caer con honor
San Emeterio no es suficiente
El Laboral Kutxa aprieta al Olympiacos, pero solo puede caer con honor
El Laboral Kutxa Vitoria cosechó su primera derrota en la Euroliga 2014/15 tras caer ante Olympiacos (63-57) en la segunda jornada de la fase de grupos, un duelo que se celebró en el Pabellón de la Paz y la Amistad, y en que el Fernando San Emeterio no fue suficiente para frenar el acierto de los helenos, otra vez al compás del maestro Spanoulis.
San Emeterio marcó el ritmo de la respiración en el Baskonia. Defendió, anotó y repartió juego. Un total de 14 puntos (4 triples), tres rebotes, dos asistencias y un robo. Números que demuestran su calidad, la cual sirvió para llevar a los griegos al extremo, hasta el último minuto del último cuarto.
El equipo de Marco Crespi, que todavía está en la fase de adaptación, estuvo más cerca de la victoria de lo que dice el marcador, pero jugar ante la veteranía del Olympiacos resulta un hándicap para cualquier rival, que tendrá difícil sacar alguna victoria del Pireo. Los vascos siempre estuvieron a merced del juego heleno, pero apretaron al final del tercer asalto y propiciaron un bonito final del envite.
Fue en la última jugada, con un triple del mencionado 'San Eme', un lanzamiento majestuoso que pudo igualar el encuentro (43-43), sumado a dos ataques consecutivos de Spanoulis que acariciaron el aro sin besar la red. Esto dio vida al Baskonia, que tiró de fe para poner nervioso a su rival, en el que destacó la aportación de Matthew Lojeski (15 puntos).
No obstante, la escasa puntería de los locales desde el perímetro (4 triples de 17 intentos) encendió a los vascos, que fueron equilibrando las diferencias por el conformismo del Olympiacos. Los de Milan Tomic, técnico que sustituyó hace unos días al mítico Georgios Bartzokas, se dejaron llevar en la recta final al creer que tenían el partido más que amarrado.
No fue así y --entre la candidez de Mantzaris y el desacierto en el lanzamiento--, el Laboral Kutxa volvió a ajustar el electrónico (54-52) a falta de poco más de 60 segundos para el bocinazo final. Un espejismo porque renació la finura de los griegos, que no perdonaron en sus lanzamientos finales y dejaron al Baskonia con la miel en los labios.
FICHA TÉCNICA.
--RESULTADO: OLYMPIACOS, 63 - LABORAL KUTXA VITORIA, 57.
--EQUIPOS.
OLYMPIACOS: Mantzaris (5), Spanoulis (9), Lojeski (15), Petway (1) y Hunter (9) --cinco inicial--; Lafayette (7), Sloukas (3), Dunston (10), Agravanis (4) y Katsivelis (-).
LABORAL KUTXA: Iverson (8), Shengelia (11), Johnson (-), Bertans (8) y Perkins (7) --cinco inicial--; San Emeterio (14), White (-), Tillie (4), Heurtel (-), Hamilton (-) y Causeur (5).
--PARCIALES: 17-10, 13-16, 18-19 y 15-12.
--ÁRBITROS: Pukl (SLO), Latisevs (LET) y Juras (SRB). Sin eliminados.
--PABELLÓN: Pabellón de la Paz y la Amistad. 4.500 espectadores.