Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El FC Barcelona abre con triunfo (83-94) su gira asiática ante los Zhejiang Lions

El FC Barcelona ha abierto con una buena victoria (83-94) la gira 'Euroleague Asia Tour' por tierras chinas ante un combativo Zhejiang Lions, en un partido en el que fue a remolque buena parte de la primera mitad pero en el que finalmente impuso su mayor calidad y rigor táctico, acabando con la resistencia del 'MVP' del partido, el estadounidense de los Lions Elijah Holman.
Los blaugranas cuajaron un buen partido en Hangzhou pese a la resistencia local, pues los Lions de Zhejiang vendieron cara su derrota, conscientes de estar en un escaparate sin parangón. Holman, que superó los 20 puntos, fue una tortura en la pintura pese a sus 2,08 metros, mucho menos que Tomic y Pleiss, pues hizo valer su fuerza.
No obstante, pronto se quedó solo. Al final evitó una derrota mayor, pero ninguno de sus compañeros pudo seguirle el ritmo, ni siquiera el 'gigante' de 2,16 metros Zheng Wang. El Barça, muy superior, fue claramente de menos a más y una vez se puso por delante en el marcador, bien entrado el primer cuarto, ya no dejó la iniciativa.
Al Barça le costó seguir el alto ritmo físico impuesto por los chinos, muy superiores en este aspecto pues viven una larga pretemporada de duro trabajo para afrontar bien la competición, de apenas tres meses. Así, y con los de Xavi Pascual afectados seguramente por el 'jet lag' del largo viaje, los Lions estuvieron al frente del partido de inicio.
En los intercambios de golpes estuvieron cómodos los asiáticos, que tuvieron un elevado porcentaje de tiro, además de estar valientes. Pero poco a poco el Barça se fue creciendo, también amparado en un altísimo porcentaje de abierto, y con los triples de Oleson y Navarro lograron ya una ventaja de +10 antes del descanso, aunque se llegó a él con 46-54.
Tras la pausa, más larga de lo habitual, el Barça saltó a la pista muy enchufado y fue ampliando su ventaja, cuya máxima se fue a los 18 puntos (69-87) con un triple de Navarro, que fue de los mejores junto a Oleson o Maciej Lampe, factor clave en la pintura para compensar a Holman, 'alma mater' del equipo chino.
El último cuarto sirvió para dar un poco de espectáculo a los más de 3.000 seguidores que se acercaron al pabellón de Hangzhou. Tras la lesión grave de rodilla de Marcus Eriksson, que no viajó ya a China, el susto lo dio Marcelinho Huertas, con una caída en el primer cuarto, aunque el brasileño pudo volver a jugar y también fue de menos a más. Este sábado, en Taipei, el Barça jugará el segundo partido en tierras asiáticas contra una selección de los mejores jugadores locales.