Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Francia repite título olímpico tras vencer (21-22) a Suecia en la final

La selección francesa de balonmano ha revalidado el título olímpico conseguido en Pekín tras vencer a Suecia (21-22) en una intensa final y lograr el oro en los Juegos de Londres.
El conjunto galo, que eliminó a España en la final y a Croacia en semifinales, dominó el choque durante casi todo el partido, aunque sufrió al final por el gran empuje del equipo sueco. Guigou, con seis tantos, fue el máximo goleador de la campeona olímpica, mientras que por Suecia destacó Ekberg, también con seis 'dianas'.
El partido comenzó con mucha intensidad y los dos equipos alternaron su mandato en el marcador desde el comienzo. Si los suecos por mediación de Ekberg o Larholm marcaban un gol, eran contestados con rapidez por Barachet, Fernández o Sorhaindo.
Francia encadenó un parcial de 4-1 en los últimos minutos de la primera parte que le permitió llegar al descanso con dos goles de ventaja (8-10, min 30).
Esa renta dio licencia a los franceses a tomarse el choque con más tranquilidad. Así, llegaron a disponer de tres goles de ventaja en varios ocasiones y basaron su juego en una férrea defensa y en las dianas de Narcisse y Karabatic.
No obstante, los últimos minutos fueron de infarto y sendos tantos de Ekberg y Anderson colocaron a los suecos a un tanto a falta de poco más de un minuto, pero un gran gol de Luc Abalo sentenció el encuentro e hizo inútil el último gol sueco a segundos de final.