Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los Huskies de Connecticut se proclaman campeones universitarios

La Universidad de Connecticut se proclamó este lunes nuevo campeón de la NCAA estadounidense después de derrotar en la gran final celebrada en el estadio de Dallas Cowboys a la Universidad de Kentucky por 60-54, sumando así su cuarto título universitario de su historia, todos en los últimos 15 años.
Los 'Huskies' se llevaron la corona liderados por su base Shabazz Napier, autor de 23 puntos y tres importantes robos, y se convirtieron en el cabeza de serie más alto, el séptimo, en ganar este trofeo desde que en 1985 lo consiguiese Vilanova como octavo.
Después de remontarle 12 puntos a Florida en las semifinales de la 'Final Four', Connecticut no dio en esta ocasión opciones a su rival, al que dominó desde el salto inicial y entre Napier (15 puntos) y Ryan Boatright (8) hizo mucho daño a los de John Calipari, que se vieron muy pronto doblados claramente en el marcador (30-15).
Sin embargo, los 'Wildcats', donde el mejor fue James Young (20 puntos y 7 rebotes), no se vinieron abajo y reaccionaron, endosando un parcial de 5-16 en los últimos seis minutos del primer tiempo para recuperar sus opciones con la llegada del descanso (35-31).
Un triple de Aaron Harrison situó a Kentucky a un punto nada más iniciarse el segundo periodo y un parcial de 7-0 volvió a abrir la brecha en el marcador (39-48), que recibió respuesta inmediata para ajustar nuevamente todo (47-48).
Harrison tuvo entonces un triple para poner por delante por primera vez en todo el partido a los 'Wildcats', pero no entró, lo que sí hizo el lanzado por Napier para dar aire a la 'UConn' (47-51) que supo gestionar esa escasa ventaja, ayudado sobre todo por los fallos en los tiros libres (11) de su rival, mientras que dos anotados por Lasan Kromah sellaron el triunfo, el cuarto, tras los de 1999, 2004 y 2011, de la una Universidad donde jugaron Ray Allen o Kemba Walker y que coronó a una brillante generación, con tres jugadores con dos campeonatos nacionales.