Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Marc Gasol: "Pau ha abierto un debate muy bueno para la sociedad sobre el virus Zika"

El pívot español Marc Gasol ha indicado que el "debate abierto" por su hermano Pau Gasol sobre el virus Zika es "muy bueno" para la sociedad, motivo por el cual se ha mostrado "orgulloso" ante la naturalidad con la que trató el tema, pese a la polémica suscitada de cara a los Juegos Olímpicos de Río a los que todavía no se ha "planteado" ir debido a su lesión.
"No soy conocedor del virus Zika y no tengo la preocupación ahora mismo de preguntar tanto. Pau sí lo ha hecho, ha preguntado todo lo que quería saber y ha abierto un debate muy bueno para todo el mundo, para la sociedad en sí. Estoy orgulloso de lo que ha empezado, de dar a conocer lo que supone el virus realmente asumiendo la responsabilidad que tiene de forma muy natural y se agradece", aseguró Gasol, imagen de Caser Seguros, en una entrevista concedida a Europa Press,
Respecto a su estado físico, aseguró que la fractura que sufre en el pie derecho va "hacia delante", algo "importante" que le permite ir cumpliendo unos plazos que son "amplios" y que no pueden acortarse ya que debe ser "respetuoso" con el tipo de recuperación, algo que provoca que aún no se haya "planteado" acudir a los Juegos de Río.
"Obviamente los médicos del equipo me dicen que me recupere al cien por cien y por mi parte sería egoísta intentar estar al 60% porque no me parece justo para el equipo. Hay que estar al máximo para ayudar a tu equipo, no puedes no estar bien e ir por tu obsesión", advirtió.
Además, reconoció que a día de hoy su "obsesión" no va más allá de la propia recuperación. "Ojalá pueda hacerlo a tiempo para estar dentro de los Juegos, pero si no lo estoy seguro que cualquier compañero lo hará muy bien", agregó.
No obstante, señaló el "crédito" que la selección española de baloncesto tiene y apostó por un buen trabajo del combinado de cara a esta cita olímpica en la que podrán contar con la experiencia de veteranos como Felipe Reyes, Juan Carlos Navarro, José Manuel Calderón y el propio Pau, a los que ve "muy bien".
"Obviamente cada uno tienen sus problemas físicos, pero en la prelista de 24 también hay jugadores con mucha proyección, que tienen ganas de trabajar, de aprender y eso es lo importante al final", continuó.
Por ello, descartó cualquier tipo de "presión" después de una década en la que la selección "ha dado mucho y muy seguido", consiguiendo unos resultados que han permitido sumar al palmarés un Mundial (2006), tres Eurobasket (2009, 2011 y 2015), una plata (2007) y un bronce (2013) en el mismo torneo y dos medallas de plata en Juegos Olímpicos (2008 y 2012).
"Estoy muy orgulloso de mis compañeros, cómo lo han hecho siempre, hayamos quedado primeros u octavos. Si lo hemos hecho mal, intentar mejorar si se puede y se da un paso más. La ambición siempre es la misma", sentenció.
"NO ME IMAGINO FUERA DE MEMPHIS"
Por otra parte, se refirió a su trayectoria en el Memphis Grizzlies, donde llegó con 16 años, como un "vínculo" con la ciudad y con el equipo "difícil" de comparar a ninguna otra experiencia por todo lo que ha "vivido" allí, algo que le une en "más de media vida" y donde espera quedarse porque es lo que desea.
"He vivido el baloncesto como aficionado, viendo a mi hermano y ahora soy la pieza angular del equipo. No me imagino fuera de allí pero soy consciente que en la NBA puede pasar cualquier cosa. Inocente por mi parte pensar que voy a estar toda mi vida porque no lo sabes, quiero estar pero no sé si voy a estar", comentó.
Finalmente, sobre la llegada del nuevo técnico David Fizdale a la franquicia de Tennessee, Marc la calificó de "ilusionante", ya que será la "primera experiencia" del de Los Ángeles, por lo que asumirá las riendas con "muchas ganas".
"Es una persona enérgica y al tratarse de su primera experiencia en la NBA tendrá muchas ganas de ponerse al frente, yo por mi parte estoy con ganas de aprender de él y de todo lo que tiene que aportar", concluyó.