Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Moncho Fernández: "No tuvimos la agresividad necesaria en el inicio del partido"

El entrenador del Rio Natura Monbus Obradoiro, Moncho Fernández, ha asegurado que no tuvieron "la agresividad necesaria en el inicio del partido" frente al Baloncesto Sevilla, donde los gallegos cayeron por 67-58.
"Es evidente que no tuvimos la agresividad necesaria en el inicio del partido y, cuando nos dimos cuenta, ya íbamos casi 20 puntos abajo. A partir de ahí empezamos a remar. En la segunda parte, el trabajo defensivo fue excepcional, pero ese inicio nos condenó", reconoció en la rueda de prensa tras el choque.
Además de esa falta de agresividad, el técnico del cuadro compostelano afirmó que la otra gran causa de la derrota fue la falta de acierto en el tiro, insistiendo también en el mal inicio de los suyos.
"También ha sido un lastre todo el partido la falta de acierto: 21/65 en tiros y 6 tiros libres fallados lo complican mucho. Pero con todo, creo que la clave fue ese mal inicio nuestro y demoledor suyo, muy agresivos y verticales", reconoció.
Por otro lado, Obradoiro consiguió recortar esos 20 tantos llegando a situarse debajo de la barrera psicológica de los diez puntos, según Fernández Tras la charla en el vestuario.
"En el descanso hablamos de mejorar los básicos defensivos, el uno contra uno, las líneas de pase, etc. La actitud necesaria que nos ha faltado antes", apuntó.
A pesar de la reacción de su conjunto, comentó que "al equipo le ha pesado cada canasta contraria", aunque valoró que su combinado no acusó un "desgaste mental" y siguió luchando hasta el final aunque finalmente no se llevara la victoria.
Para terminar, expresó que "si hay que buscar alguna noticia positiva" a pesar de la derrota, es "salvar el basket average". El encuentro anterior el marcador fue de 88-53 favorable para los gallegos.