Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pau Gasol, tras conocer la realidad que viven en Chad, pide seguir poniendo "más granitos de arena"

El ala-pívot español de los Ángeles Lakers, Pau Gasol, recalcó en su viaje solidario en el Chad que gracias a la ayuda de Unicef se están "salvando muchas vidas" y que es importante seguir poniendo "más granitos de arena".
"Gracias a la ayuda de Unicef se están salvando muchas vidas en el Chad, donde ya han recibido tratamiento contra la desnutrición la mitad de los niños afectados, pero no debemos olvidar que en todo el Sahel aún hay cientos de miles de niños que necesitan este tratamiento, tenemos que seguir poniendo nuestro granito de arena", aclaró el embajador de Unicef España desde el año 2003.
El bicampeón de la NBA ha visitado en los últimos días varias zonas de la región de Kanem, en Chad, donde miles de familias sufren los efectos de la crisis nutricional tan grave que está instalada en el Sahel. Unicef ha conseguido que más de 335.000 niños reciban tratamiento en este año, siendo el objetivo el de llegar a los 700.000 en los próximos meses, en esta crisis que perjudica y afecta a 18 millones de personas en hasta 9 países África.
Algunas de las consecuencias de la crisis son la pobreza extrema, la sequía, el incremento del precio de los alimentos y los conflictos que conlleva ese aumento. El de Sant Boi ha estado en diferentes zonas en el Chad, en primer lugar estuvo en la capital N'Djamena, donde conversó con el Ministro de Juventud y Deportes Haikal Zacharia, a quién le afirmó que el deporte es "una herramienta excepcional" para el fomento de valores y para "el desarrollo de los niños" y "el desarrollo de sus países". Pau Gasol dejó bien claro el mensaje y participó en varios partidos de equipos juveniles.
También acudió a Kanem, donde visitó Mao y Miouh, una pequeña aldea en la que se llevaron a cabo diversas actividades para facilitar la vida a los habitantes como la apertura de un centro nutricional, la instalación de un pozo de agua o la formación de maestros, entre otros.
"Es muy importante poder llegar a lugares como Miouh, donde las familias tienen problemas que no podrían abordar sin el apoyo de organizaciones como Unicef", explicó Gasol. "Por ejemplo, Fatime, una niña que está en tratamiento por desnutrición en el centro terapéutico de Mao, vive a 60 kilómetros de este centro, en un poblado en medio de la arena, sin carreteras, pero gracias a esta red de trabajo y otras organizaciones, hoy está recuperándose. Historias como esta se repiten", añadió el recién campeón de la plata olímpica en Londres 2012.
Una práctica tan sencilla como lavarse las manos evita enfermedades mortales, y el propio Pau se encargó de pedirlo a los niños, después de arbitrar un partido de fútbol entre los niños. También compartió tiempo con algunos escolares que van a cursos de repetición al no haber podido finalizar el curso a su debido tiempo por la crisis nutricional.
CHAD, CUARTO PAÍS QUE VISITA PAU GASOL COMO EMBAJADOR DE UNICEF.
Pau Gasol ha realizado cuatro viajes como embajador de Unicef, siendo el primero en 2005 a Sudáfrica para informarse sobre proyectos contra el SIDA infantil, posteriormente viajando a Angola en 2007 y en 2010 a Etiopía, donde formó parte de una iniciativa de la Fundación Nelson Mandela, en su denominado 'Proyecto de Pau'. El cuarto viaje ha sido el realizado en Chad.
El 'Proyecto de Pau' ya ha logrado varios beneficios para África. Alrededor de 12.000 niños pudieron regresar a la escuela gracias a la construcción y reparación de 80 aulas, también se llevó a cabo la formación de 160 educadores, la adquisición de kits de enseñanza, la renovación de 11 centros de educación temprana y la formación de 15.000 padres.
Colabora con esta ONG tanto en España como desde Estados Unidos y su proyecto ha impulsado campañas por la supervivencia infantil, apoyando a diversos programas que actuán en crisis humanitarias y nutricionales como el Cuerno de África en 2011 y el Sahel en 2012, en Chad.