Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Stern: "No es práctico, posible o prudente tener una temporada completa"

El comisionado de la NBA, David Stern, ha asegurado que no es "práctico, posible o prudente" que se juegue una temporada completa de la NBA, después de que las negociaciones para poner fin al 'lockout' quedasen suspendidas por la falta de acuerdo entre propietarios de los equipos y jugadores.
"El juego estará parado por lo menos hasta finales de noviembre. No es práctico, posible o prudente tener una temporada completa ahora. Las dos partes manteníamos la esperanza, pero a la vista de la ruptura de las conversaciones, no habrá temporada completa de NBA bajo ninguna circunstancia", aseguró el comisionado de la NBA.
Los jugadores se había ofrecido a reducir sus ingresos del 57 a 53 por ciento, y bajaron al 52,5 por ciento la semana pasada. El viernes, dijeron que podría caer hasta el 52 por ciento, pero no fue suficiente para los propietarios, que habían propuesto un reparto 50-50.
"Hoy no era el día para tratar de cerrar esto", dijo el presidente del sindicato de jugadores, Derek Fisher, base de Los Angeles Lakers, a los periodistas en el vestíbulo del hotel.
Stern explicó que las dos partes habían llegado a un punto de entendimiento. "Hasta esta tarde -la del viernes-, hemos tenido varios días de dar y tomar. Hemos hecho una gran cantidad de concesiones por las dos partes, y algunos progresos importantes en la duración del contrato", continuó Stern.
"Y entonces se volvió al tema de cómo dividir los ingresos relacionados con el baloncesto (BRI). Hice un resumen de las posiciones... y dije que los dueños de la NBA estaban dispuestos a ir 50-50 en su división porcentual de BRI. Billy Hunter -director ejecutivo del sindicato de jugadores- dijo que él no estaba dispuesto a ir ni un centavo por debajo de 52, que había estado recibiendo muchas llamadas de los agentes, cerró su libro y salió de la habitación. Y aquí es donde estamos", manifestó.
Por su parte, Billy Hunter se lamentó de que sus cesiones no hubiesen podido solucionar el 'lockout'. "Hemos hecho muchas concesiones, pero esta vez, por desgracia, no han sido suficiente", aseguró.
"Derek y yo dejamos claro que no podíamos aceptar el acuerdo 50-50, no con todas las concesiones que hemos hecho. Después de todo lo que hemos hecho para llegar hasta aquí de repente dicen: "Bueno, también tenemos que dar nuestro número". Y uno dice: "un minuto, usted no está negociando de buena fe"", finalizó Hunter.
De momento, no se han programado más reuniones por ninguna de las dos partes. El vicecomisinado de la liga, Adam Silver, quiso pedir perdón a los aficionados al baloncesto. "Compartimos las frustraciones de nuestros aficionados, socios y aquellos que confían en nuestro juego para su sustento. Mantenemos nuestro compromiso de llegar a un acuerdo que sea justo tanto para los equipos como para los jugadores, y que permita el crecimiento a largo plazo de nuestro juego", manifestó en un comunicado.