Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Valencia Basket afronta la sexta final europea en busca del tercer título

El Valencia Basket iniciará este jueves la sexta final europea de su historia desde que inició su periplo continental en la temporada 1998-1999, historial saldado hasta la fecha con sendos títulos en la Copa ULEB (2003) y su heredera Eurocup (2010) y tres derrotas que dejaron al club a un paso de la gloria.
La primera ocasión de alcanzar la gloria europea llegó en la final de la Copa Saporta 1999, donde el equipo se plantó tras eliminar al Joventut y al Aris Salónica en cuartos y en semifinales, respectivamente. Sin embargo, la Benetton Treviso de Zeljko Obradovic se impuso (64-60) pese al amago de remontada milagrosa.
En este mismo torneo y tres años después, otro equipo italiano volvió a cruzarse en el camino del Valencia Basket. El Montepaschi Siena, liderado por Petar Naumoski y Roberto Chiacig, aguó la ilusión de la numerosa afición 'taronja' desplazada a Lyon, donde su equipo perdió por 81-71.
La oportunidad de redención llegó la temporada siguiente con el título en la Copa ULEB 2003, en la final disputada a doble partido contra el KRKA Novo Mesto esloveno. En el partido de ida, Nacho Rodilla lideró un triunfo que dejó el título a tiro (78-90) y el equipo remató en la vuelta (78-76) de la mano de Dejan Tomasevic, nombrado 'MVP' de la Final.
Hubo que esperar siete años hasta la siguiente final europea, esta vez en las Eurocup Finals 2010 disputadas en Vitoria, donde el equipo al mando de Neven Spahija superó en semifinales al Panellinios griego (92-80) y apabulló en la final al Alba Berlín con una exhibición defensiva (67-44) y el australiano Matt Nielsen como 'MVP'.
Hace dos años, el Valencia volvió a las Eurocup Finals, que esta vez acogía Moscú. Tras imponerse en semifinales al Lietuvos Rytas (80-70), peleó hasta el final contra el BC Khimki, que se apuntó un parcial de 11-2 en los últimos tres minutos para llevarse el título (77-68). A partir de este jueves, otro equipo ruso, el Unics Kazan, brindará la oportunidad de revancha.