Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bottas firma la pole en Red Bull Ring y Sainz y Alonso saldrán décimo y duodécimo

El piloto finlandés Valtteri Bottas (Mercedes) ha logrado este sábado la pole para la carrera del Gran Premio de Austria de Fórmula 1, que se disputa en Red Bull Ring de Zeltweg, mientras que los españoles Carlos Sainz (Toro Rosso) y Fernando Alonso (McLaren) partirán décimo y duodécimo, respectivamente.
Bottas, tercero del Mundial de pilotos, compartirá la primera línea con el líder, el alemán Sebastian Vettel (Ferrari), que concluyó segundo a 43 milésimas del escandinavo. El principal perseguidor del tetracampeón en la clasificación, el británico Lewis Hamilton (Mercedes), terminó tercero pero comenzará cinco posiciones por detrás, octavo, al tener que cumplir una sanción de por cambiar la caja de cambios.
Por lo tanto, Vettel, con 14 puntos de ventaja sobre el tricampeón mundial en el campeonato, dispondrá de una oportunidad de oro para aumentar su renta. Así, la segunda fila de la parrilla la ocuparán el finlandés Kimi Raikkonen (Ferrari) y el australiano Daniel Ricciardo (Red Bull).
CAMBIO DE MOTOR DE ALONSO
La jornada de sábado comenzaba con problemas para los dos españoles en el trazado austriaco; si el asturiano tenía que volver a la unidad de potencia anterior de su monoplaza, la especificación número 2, tras detectar problemas en su MGU-H, al madrileño se le paraba el coche durante los Libres 3 por culpa de un cable mal conectado.
Sin embargo, ambos fueron capaces de superar una Q1 en la que la gran sorpresa fue la caída de los Williams. El alemán Sebastian Vettel (Ferrari) y los finlandeses Valtteri Bottas (Mercedes) y Kimi Raikkonen (Ferrari) partieron con superblandos, guardando un par de ultrablandos cuando el resto de monoplazas optaron por ellos.
Así, el británico Lewis Hamilton aprovechó la circunstancia para marcar el mejor tiempo en la primera tanda. Mientras, Pascal Wehrlein, Marcus Ericsson, Lance Stroll, Felipe Massa y Jolyon Palmer se despedían de la clasificación.
El piloto inglés volvió a comandar la tabla de tiempos en los primeros minutos de la Q2, hasta que su compañero de equipo le destronó ya enfundado con las gomas más blandas (1:04.640). Junto a las dos 'flechas plateadas', el holandés Max Verstappen (Red Bull) también se animaba a romper la barrera del 1:05.
Por la parte baja, Alonso, Sainz, el alemán Nico Hulkenberg (Renault) y el francés Esteban Ocon (Force India) se disputaban las últimas plazas para acceder a la Q3. En esta ocasión, el español bicampeón del mundo se despidió, mientras que el madrileño volvió a una Q3, algo que no conseguía desde el Gran Premio de Mónaco.
Una avería del francés Romain Grosjean (Haas) en los últimos minutos, que provocó que su monoplaza se quedase parado en el trazado, hizo que ya nadie pudiese mejorar sus tiempos, por lo que Bottas se adjudicó la segunda pole de su carrera.
La frustración de Hamilton, tercero y que saldrá octavo, se dejó sentir pocos minutos después de concluir la sesión cuando el maestro de ceremonias del sábado, el piloto italiano Davide Valsecchi, le pidió que se diese la mano con Vettel para hacer las paces tras los incidentes en Azerbaiyán. Sin embargo, ni el inglés se ofreció ni el germano hizo amago de limar asperezas. La tensión continuará el domingo.