Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Circuit de Barcelona-Catalunya abrirá la pista a los aficionados tras el GP de España

El Gran Premio de España de Fórmula 1, que tendrá lugar en el Circuit de Barcelona-Catalunya en Montmeló los días 9, 10 y 11 de mayo, ha sido presentado este miércoles en el Palau de Pedralbes de la capital catalana con algunas novedades curiosas como el 'Open Track', que permitirá a los aficionados presentes en el circuito acceder a la pista una vez finalice la carrera.
"Son 24 años de Fórmula 1 consecutiva en el Circuit, años de trabajo, pasión, y con 13 ganadores diferentes. Este año hay una novedad, después del GP, martes y miércoles, tendremos 'Test' oficiales de Fórmula 1. Además, se proyectará la película 'Rush' de 7 a 9 horas del domingo y, en el 'Open Track', por primera vez se podrá acceder a pista después de la carrera", comentó el presidente del Circuit de Barcelona-Catalunya, Vicenç Aguilera.
Estas son algunas de las novedades que el Circuit pondrá en marcha en este 2014 para lograr aumentar la asistencia de aficionados al GP de Fórmula 1. Con esta intención, las zonas de 'Pelouse' serán gratis para los menores de 12 años, así como la entrada a tribunas para los menores de 6 años. "La F1 se tiene que disfrutar en familia", señaló. Antes de la parrilla de salida de la carrera habrá una actuación de 'castellers'.
De momento, los niveles de venta de entradas son similares a las del año pasado, aunque esperan aumentar la cifra final. "Recuperamos un mercado difícil a base de mucha aportación de extranjeros, un 56% de ellos son los que han comprado las entradas. Es el futuro, consolidar el GP en el extranjero", aseguró Aguilera. Los precios, en los abonos de tres días, van de los 130 euros en 'Pelouse' a los 495 euros de la Tribuna Principal cubierta alta.
Con unos 200 millones de euros de impacto económico, el GP de España de Fórmula 1 aterrizará un año más en Montmeló con nuevas mejoras en los monoplazas y como primera carrera en Europa, con lo que se comprobará el nivel de cada piloto y cada escudería. Así lo asintió el catalán Marc Gené, uno de los pilotos probadores junto a su compatriota Pedro Martínez de la Rosa de la escudería Ferrari.
"En general en Maranello hay presión, por un motivo claro, que es que tenemos una 'Champions' cada dos semanas. Este GP es el más importante, es al que los equipos llegan de las carreras transoceánicas, y se ve una evolución clara. Es una suerte que el primer GP en Europa sea el de Barcelona, y es donde se comprueba la evolución de la temporada y qué equipos podrán coger a Mercedes", señaló Gené.
Por su parte, la teniente de alcalde de Deportes del Ayuntamiento de Barcelona, Maite Fandos, recordó la capitalidad de Barcelona en el mundo deportivo. "Tenemos capacidad de vincular grandes eventos deportivos con la ciudadanía. Apostamos por estos grandes eventos para promover el deporte y como medio de proyección económica, y buscamos su complicidad como capital mundial del deporte", argumentó.
No obstante, quien más sorprendió en su parlamento fue el presidente de la Generalitat de Catalunya, Artur Mas, quien aseguró que el matrimonio entre el deporte y Catalunya es de lo que mejor funcionan.
"Este GP es importante para nuestro país, para Catalunya, por tres cosas. Primero porque asocia Catalunya con el deporte, y es un buen matrimonio, de los que funcionan bien. Segundo, porque nos ayuda a la reactivación económica, el GP y el Circuit ayudan en un momento muy importante y muy crucial. Y tercero, porque sitúa a Catalunya en el mundo, y las tres cosas juntas son mucho", celebró.
Mas hizo un símil ente la carrera de Fórmula 1 y la que protagoniza Catalunya en su debate soberanista. "Nuestro país está en una carrera tan complicada, con curvas cerradas y aceleraciones muy grandes, o frenadas puntuales, que se tiene que ir bien calzado y una manera de hacerlo es con buen material. Esto son muchas cosas buenas que se hacen. El país tiene que ir bien calzado en estos momentos", argumentó en un paralelismo con los neumáticos Pirelli que llevará la marca al Gran Premio.