Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Domenicali: "Tras el primer test la gente pensó que Red Bull estaba acabado"

El director deportivo de la escudería Ferrari, Stefano Domenicali, insistió una vez más que esta campaña afrontarían un "reto enorme" por los cambios en el reglamento, sobre todo con lo relativo a la Unidad de Potencia, pero, puntualizó que sólo se llevan dos carreras, avisando del poderío de Mercedes y de que tras el primer test "la gente pensó que Red Bull estaba acabado".
"Sabíamos desde muy al principio que con estos cambios de reglas el reto sería enorme y que el diseño del coche de 2014 no sería solo un problema del motor, donde creemos que somos bastante fuertes, sino un problema de considerar toda la Unidad de Potencia", relató Domenicali a 'formula1.com'.
Además, tenían claro que los "otros fabricantes de motores" como Mercedes o Renault "tienen un conocimiento avanzado" en este aspecto "porque usan esta tecnología en sus utilitarios". "Sabíamos que no iba a ser fácil, pero sabemos las áreas donde necesitamos mejorar y caer en el desánimo no ayuda", comentó.
En este sentido, el italiano recordó que han "mejorado" su organización en áreas donde eran "débiles", apuntando a "las aerodinámicas por encima de todo", y por ello pidió "ser cuidadosos de sacar conclusiones ahora".
"Seguro que Mercedes ha sido el mejor en términos de rendimiento y ese es nuestro objetivo ahora. No hay que olvidar que estamos en la segunda carrera del año, así que hay que hacer los juicios muy cuidadosamente. Tras el primer test la gente pensó que Red Bull estaba acabado", aclaró Domenicali.
Además, el director deportivo de la 'Scuderia' no olvida que "después de los tests estaba claro que Mercedes estaba delante". "Muchos otros parecían estar bastante cerca, así que no es una sorpresa ver la calificación que tuvimos en Australia, pero no en Malasia", remarcó. "Si Mercedes mantiene el ritmo, será muy difícil alcanzarles", advirtió, asegurando que el objetivo es "desarrollar" el coche y no tener un gran cambio en Montmeló. "Si digo ahora que en Barcelona las cosas cambiarán enormemente entonces vendrán y me dirán que lo dije. Hechos, no palabras", recalcó.
El 'jefe' de la escudería italiana indicó igualmente que "básicamente" están buscando mejorar "en todas partes". "No creo que solucionando un problema soluciones toda el rendimiento, así que debemos trabajar en un coche más eficiente, en tener un mejor motor, en explotar mejor el equilibrio entre la potencia electrónica y el motor tradicional", afirmó, subrayando que "no" necesitan un coche nuevo. "Eso es un poco extremo", aclaró.
"NECESIDAD URGENTE" DE DAR EL MEJOR COCHE POSIBLE A ALONSO Y RAIKKONEN.
Sobre el sonido y su polémica por la pérdida para la F-1 que supone, Domenicali sabe que es "diferente, sin duda", pero solicitó igualmente "ser cuidadosos a la hora de juzgarlo". "El mundo está cambiando rápidamente, probablemente todavía creemos que las fuertes vibraciones son importantes, la siguiente generación probablemente crea lo contrario", opinó.
El italiano fue también claro a la hora de evaluar a sus dos pilotos, el español Fernando Alonso y el finlandés Kimi Raikkonen. "Mi única concentración es asegurarme en darles el mejor coche que podamos. Eso es una necesidad urgente y tiene que pasar muy pronto. Fernando ha demostrado ya ser rápido inmediatamente y Kimi necesita entender el coche, pero puedes ver que lo está consiguiendo. Estoy seguro que por parte de los pilotos no habrá problema", declaró.
"Sebastian es un piloto fantástico, cuatro veces campeón, y eso es un hecho. Como Ferrari estamos encantados con lo que tenemos, y estoy seguro de que Sebastian también está contento con su situación porque parece que puede pelear de nuevo", sentenció sobre Vettel y su posible vinculación en un futuro al 'Cavallino Rampante'.