Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La FIA reivindica su política de abaratamiento de costes tras los casos Caterham y Marussia

La Federación Internacional de Automovilismo indicó que es consciente de la situación económica de los equipos de Fórmula 1 Caterham y Marussia, que no participarán en las dos últimas dos pruebas al respecto, delegó en sus comisarios la responsabilidad de tomar una decisión al respecto y reivindicó sus políticas de reducción de costes.
"La FIA fue informada de las dificultades económicas de Caterham y Marussia y de las dudas acerca de su participación en las carreras finales de la temporada 2014. La responsabilidad de los comisarios de la FIA determinar si un equipo ha dejado de cumplir la norma obligatoria de participar en todas las carreras y de tomar la decisión que consideren correcta al respecto", aseguró la FIA en un comunicado en su página web.
El máximo estamento del automovilismo Mundial indicó que confía en el criterio de sus comisarios. "Sin embargo, tenemos confianza en que los comisarios sean totalmente conscientes de la situación financiera de los equipos en cuestión. Esas circunstancias siempre se evalúan con extremo cuidado y con el debido respeto por las circunstancias que las envuelven", explicó.
Con esta situación, la FIA reivindicó la necesidad de reabrir el debate sobre el abaratamiento de los costes. "Más allá del final de la temporada 2014, esos problemas una vez más hacen emerger la cuestión del balance económico del campeonato y justifica la posición, expresado muchas veces por la FIA, en favor de las iniciativas que proponen reducir costes para asegurar la existencia de la parrilla actual y atraer potenciales nuevas entradas", apuntó.