Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Federación Internacional inicia una investigación sobre el accidente de Jules Bianchi

El presidente de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA), el francés Jean Todt. EFE/Archivotelecinco.es

La Federación Internacional del Automóvil (FIA) ha lanzado una investigación para analizar las causas exactas del accidente que sufrió el piloto francés Jules Bianchi (Marussia) el pasado domingo durante el Gran Premio de Japón, por el que se encuentra en estado "crítico".

Según informaron varios medios este martes, el presidente de la FIA, Jean Todt, cuyo hijo Nicolas es precisamente el manager de Bianchi, ha solicitado a Charlie Whiting, director de Carrera, que reúna todos los elementos para elaborar un informe preciso de la circunstancias exactas del accidente y que se espera esté finalizado antes del Gran Premio de Rusia de este fin de semana.
Las imágenes que se han podido ver del accidente muestra una bandera verde, que indica que un potencial peligro ha pasado y se puede volver a adelantar, pero que no estaría en el lugar exacto del accidente de Adrian Sutil (Sauber) que provocó la salida de la grúa, mientras que la FIA indicó el domingo que los 'marshals' desplegaron dobles banderas amarillas antes de la curva del incidente para avisar a los pilotos.
En este sentido, un portavoz del circuito de Suzuka explicó este martes que el accidente de Bianchi pudo ser más una cuestión de "mala suerte" que de una posible mala decisión de no detener la carrera por las condiciones de la pista del circuito de Suzuka.
"Los comisarios levantaron dobles banderas amarillas tras el accidente de Sutil, lo que quiere decir que los pilotos tenían que decelerar para que pudieran inmediatamente parar, pero desafortunadamente el coche de Bianchi sufrió 'aquaplaning' en ese momento y se deslizó hacia el lugar del accidente, lo que fue mala suerte", apuntó Masamichi Miyazaki.
Este aseguró que era "cierto que la lluvia estaba llegando y que la pista estaba mojada, pero no lo suficiente para parar la carrera". "Creo que los comisarios de carrera hicieron el mismo juicio", añadió al respecto.
El Marussia de Jules Bianchi impactó a más de 200 kilómetros por hora contra la grúa que estaba retirando el monoplaza de Adrian Sutil (Sauber), accidentado vueltas atrás, sufriendo graves heridas en la cabeza. El francés, de 25 años, fue operado de urgencia y su último parte indica que se encuentra "en estado crítico, pero estable".
Según informó la web del diario 'L'Equipe', los padres del piloto ya se encuentran en el hospital de Yokkaichi, donde esperaban encontrarse hoy mismo con el Jean Todt y el Profesor Gérard Saillant. "Cuando nos reunamos con Saillant, hablaremos", confirmó Philippe Bianchi, en una declaración oficial de la familia realizada a través de un periodista francés.
Saillant es el fundador del Instituto del Cerebro y la Médula Espinal y aceptó desplazarse a Japón a petición de los padres de Jules Bianchi, explicó ayer lunes la FIA por medio de Matteo Bonciani, su jefe de prensa. El especialista ya fue consultado cuando el alemán Michael Schumacher sufrió su grave caída esquiando a finales de 2013.