Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hamilton: "El coche ha ido fantástico, un alivio"

El piloto británico Lewis Hamilton (Mercedes) ha asegurado tras lograr la 'pole' en el Gran Premio de España (1:22:000) que pese a una salida de pista en su primera tentativa de lograr el primer puesto tuvo la "suerte" de hacer una "gran segunda vuelta" en la Q3 para poder salir primero en la parrilla este domingo, con un coche "fantástico", por delante de su compañero Nico Rosberg y del Red Bull de Daniel Ricciardo.
"El viernes fue un día desperdiciado, este sábado he empezado de cero y el coche ha ido fantástico desde el primer momento. Hicimos un par de cambios, Nico está contento con su coche, y salir hoy y ver que el coche iba bien ha sido un alivio", reconoció en rueda de prensa.
Hamilton celebró que su Mercedes no le haya dado problemas como así sucedió en las dos últimas carreras, incluso este viernes en el Circuit de Barcelona-Catalunya. "Tuve un problema ayer, algo ocurría con el coche y no fue el día más fácil que pude haber tenido", recordó sobre las dos primeras sesiones de libres del viernes.
"Debía mejorar algunos aspectos y por eso apreté fuerte y me salí en la curva 10, no fue ningún problema. De hecho me reía por dentro porque estaba haciendo una gran vuelta y me hubiera gustado que fuera de 'pole'. Por suerte en la Q3 pude hacer una gran segunda vuelta y lograrla", señaló sobre la vuelta que le dio la mejor posición en la parrilla.
Por otro lado, lamentó la actitud de Raikkonen durante la sesión. "Me parece de los más inusual, estaba saliendo y pensé que me iba a dar. Tuve que usar el freno, al meno levanté el pie, pero creo que me vio", comentó sobre la ajustada salida de Kimi Raikkonen de boxes, durante la calificación, obligándole a aflojar su velocidad para no colisionar con el finlandés.