Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Montezemolo: "Ayrton Senna habría acabado su carrera en Ferrari"

El presidente de Ferrari, Luca Cordero di Montezemolo, ha revelado que estaba negociando el fichaje de Ayrton Senna cuando el piloto brasileño sufrió su accidente fatal en Imola, del que se cumplirán 20 años este jueves 1 de mayo, y que el piloto "habría acabado su carrera en Ferrari" si no hubiera sucedido aquella tragedia.
"Quiso venir a Ferrari y yo quería que viniera al equipo. Cuando estuvo en Italia, para disputar el Gran Premio de San Marino, nos reunimos en mi casa de Bolonia un miércoles 27 de abril. Me dijo que apreciaba mucho la posición que habíamos adoptado contra el exceso del uso de las ayudas electrónicas para el pilotaje, que no dejaban ver realmente el valor real de cada piloto. Hablamos durante un buen rato y me dejó claro que quería terminar su carrera en Ferrari, después de haber estado cerca de unirse a nosotros unos años antes", desveló Montezemolo en la web de Ferrari.
"Quedamos en volver a reunirnos pronto, para intentar averiguar cómo podríamos superar las obligaciones contractuales que tenía en ese momento. Ambos estábamos de acuerdo en que, para un piloto como él, Ferrari sería el sitio ideal para continuar con su carrera, hasta ese momento ya brillantísima, incluso única. Por desgracia, el destino nos robó a todos a Ayrton y a Roland Ratzenberger en uno de los fines de semana más tristes de la historia de la Fórmula 1", lamentó.
A la hora de recordar a Senna, el presidente de la 'Scuderia' alabó "su gentileza y su sencillez, casi timidez", cualidades que estaban en "absoluto contraste con el Senna piloto, un luchador siempre decidido a sacar el máximo".
"Siempre aprecié el modo de correr de Ayrton. Como todos los grandes campeones, también él tenía un enorme deseo de ganar, nunca se cansaba de perseguir la perfección e intentaba mejorar constantemente. Era extraordinario en clasificación, pero también un gran luchador en carrera, siempre con el cuchillo entre los dientes", alabó Montezemolo.