Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Previa) Alonso empieza a defender ventaja en Spa en el regreso tras el parón veraniego

Webber, Vettel, Hamilton y Raikkonen empiezan la lucha contra el asturiano en nueve GP
El piloto español Fernando Alonso (Ferrari) afronta este fin de semana en Spa-Francorchamps (Bélgica) el primero de los nueve Grandes Premios del Mundial de Fórmula 1 que quedan por disputarse y en los que, tras el parón estival, deberá defenderse de los ataques de unos rivales a los que saca más de 40 puntos pero que están dispuestos a negar el primer título del asturiano con la escudería italiana.
Con tiempo para el descanso de los pilotos pero también para el trabajo en las escuderías, en busca de mejoras en los monoplazas, regresa el gran circo de la Fórmula 1 a la actividad en el histórico circuito belga de Spa, escenario que garantiza adelantamientos y sorpresas por su trazado y sobre todo por el clima.
Aquí, Alonso no conoce todavía la victoria en sus siete participaciones, mientras que tanto el actual campeón del mundo Sebastian Vettel (Red Bull) y Lewis Hamilton (McLaren-Mercedes) ya saben lo que es subirse al escalón más alto del podio en Bélgica. De hecho, hasta en tres ocasiones abandonó el asturiano, si bien en 2005 fue segundo con el Renault que le haría campeón del Mundo, y repitió podio en 2007 con McLaren, cuando fue tercero.
Así, aspira a ganar en su octavo intento y con un F2012 que va a más y que, pese a no ser todo lo competitivo que Alonso querría al inicio del Mundial, le ha llevado a liderar el Mundial en su ecuador y con una ventaja que, si para nada es definitiva, es un buen colchón para la tranquilidad del ovetense.
Sus 164 puntos, por 124 de Mark Webber (Red Bull) --segundo en Spa en 2011 y 2010--, 122 de Sebastian Vettel --último vencedor en Bélgica--, 117 de Lewis Hamilton --que ganó en 2010-- o los 116 de un Kimi Räikkönen (Lotus-Renault) que está yendo a más en su regreso a la Fórmula 1, pintan un buen panorama y una lucha apretada para lo que queda de temporada.
Tras un inicio de Mundial muy igualado, en el que hubo hasta siete ganadores distintos en las primeras carreras, fue Alonso el primero en repetir triunfo gracias a su victoria en el Gran Premio de Europa disputado en Valencia, que sumó a la victoria en Malasia y, con la más reciente en Alemania, es el único que ha sido capaz de sumar tres triunfos por delante de los dos de Hamilton.
No obstante, el español todavía busca igualar las 31 victorias en Mundial del histórico Nigel Mansell. Con dos victorias en las últimas cuatro citas, Alonso confía en que su 'cavallino rampante' le lleve hasta este efemérides y, de paso, acabe con su gafe en Spa-Francorchamps. Además, sería todo un golpe encima de la mesa volver fuerte del parón.
LOS RED BULL, A LIDERAR LA REMONTADA
Para evitar que Alonso se dispare al frente de la clasificación, los Red Bull de Mark Webber y Sebastian Vettel intentarán que la escudería austriaca repita el triunfo del año pasado y coger así alas en una remontada que pretenden liderar, si bien el hecho de que Webber esté ahora mismo dos puntos arriba del vigente campeón mundial es una bomba que podría acabar por explotar en el futuro, como suele suceder en una escudería con dos pilotos vencedores.
De momento, el australiano ya se ha quejado en alguna ocasión de que las condiciones no son las mismas para él y para el alemán, pero la sangre no ha llegado todavía al río. Así, y sin menospreciar a unos Hamilton y Räikkönen al alza, se prevé una lucha codo a codo entre ambos por vencer moralmente en Spa al asturiano.
En el último GP de Hungría, fue Hamilton el más rápido en las 69 vueltas al trazado de Hungaroring por delante del finlandés de Lotus-Renault y de su compañero Romain Grosjean, en un gran día para la escudería, con Vettel y Alonso en cuarta y quinta posición, respectivamente, con lo que permitió a Hamilton y Räikkönen meterse otra vez de lleno en la lucha por el campeonato.
Por su parte, el español Pedro Martínez De la Rosa intentará acabar una nueva carrera con su HRT y superar a algún Marussia, escudería que en Spa alcanzará su 50º Gran Premio, o Caterham. De nuevo, el también catalán Dani Clos volverá a coger el monoplaza de Narain Karthikeyan en los libres del viernes en su proceso de evolución dentro de la escudería hispánica.