Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Previa) Hamilton y Rosberg afrontan su antepenúltima batalla por el título

El Mundial de Fórmula 1, que ha vivido tres semanas de descanso tras visitar Rusia, inicia su recta final de tres carreras con la disputa este fin de semana del Gran Premio de Estados Unidos, donde Lewis Hamilton y Nico Rosberg, una vez asegurado el título de constructores para Mercedes, se centrarán exclusivamente en su batalla individual por alcanzar el entorchado de pilotos.
Hamilton, campeón mundial en 2008, se encuentra en plena forma camino de su segundo título, como demuestra su segunda racha de cuatro victorias consecutivas de esta temporada, en este caso encadenando jornadas de gloria en Monza, Singapur, Suzuka y Sochi. Este domingo, podría convertirse en el primer británico en ganar diez carreras en el mismo año, así como igualar a sus compatriotas Nigel Mansell y Jim Clark con el quinto triunfo consecutivo.
Sin embargo, la enorme superioridad de Mercedes, que se adjudicó matemáticamente el Mundial de Constructores con tres carreras aún por disputar, también se ha traducido en una escasa renta de 17 puntos sobre su compañero Nico Rosberg, por lo que un simple abandono podría generar un vuelvo total en la clasificación.
Pese a que no gana una carrera desde julio, el germano no ha perdido la regularidad con cuatro segundos puestos en las últimas cinco carreras y tan solo la retirada en Singapur le ha impedido ocupar el liderato a estas alturas de temporada, cuando el 'Gran Circo' afronta su decimoséptima cita del Mundial a falta de visitar Brasil y Abu Dhabi, carrera final que repartirá el doble de puntos.
Los precedentes en el Circuito de las Américas, que acogerá la Fórmula 1 por tercer año consecutivo, sonríen al británico, quien se proclamó vencedor en la prueba inaugural, al volante de McLaren, y fue cuarto el año pasado. Por su parte, Rosberg se quedó fuera de los puntos hace dos temporadas -decimotercero- y concluyó noveno en 2013.
UNA PARRILLA ENVUELTA EN RUMORES DE FUTURO.
Fuera de la inaccesible batalla entre los dos pilotos de Mercedes, el resto de la parrilla se encuentra inmerso en pequeñas disputas, como el tercer puesto del Mundial de Pilotos que tiene casi asegurado Daniel Ricciardo (Red Bull), o el del campeonato de constructores, donde Williams aventaja por 30 puntos a Ferrari.
En realidad, el gran asunto que preocupa a casi todos los que no conducen una 'flecha plateada' es su futuro, ya que siguen sin resolverse muchas incógnitas de cara a la próxima temporada. De hecho, en la 'zona noble' de los pilotos el único que ha movido ficha es Sebastian Vettel, aunque ni siquiera ha confirmado su destino tras abandonar Red Bull.
Han sido directivos como Luca di Montezemolo o Helmut Marko los que han arrojado algo de luz de cara a 2015, dejando entrever la marcha de Fernando Alonso de Ferrari y la llegada a la 'Scuderia' de Vettel. Por el momento, el piloto español (141 puntos), que ya solo aspira al cuarto puesto en una pelea con Valtteri Botas (145) y el propio Vettel (143), aún no ha confirmado ni desmentido nada sobre su futuro y la única pista podría ser que McLaren ha estrenado su versión en castellano en su página web.
Mientras todos estos asuntos se cocinan en el 'paddock', en la pista se verá la carrera con menos monoplazas desde 2005, apenas 18, después de que Marussia y Caterham hayan renunciado a participar víctimas de sus problemas económicos. En un circuito diseñado por Hermann Tilke con partes de otros trazados del calendario, con tiempo soleado y temperaturas agradables, la calificación se disputará el sábado a las 19.00 (hora española) y la carrera, el domingo a las 21.00.