Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rosberg: "Siento rabia, tenía la carrera para ganar"

El piloto alemán y todavía líder del Mundial Nico Rosberg (Mercedes) ha asegurado haber sentido "rabia" por verse fuera de la carrera del Gran Premio de España en la primera vuelta, justo antes de la curva 4, al ser arrollado por su compañero Lewis Hamilton en una acción polémica saldada como un mero "incidente de carrera" por la FIA, sin penalizaciones para ninguno de ellos.
"Siento rabia, tras la primera curva tenía la carrera para ganar. Una salida muy buena, le pasé por el exterior en la curva 1, estaba feliz porque estaba en mi carrera particular por ganar, una vez delante podía ganar", lamentó el alemán en declaraciones a los medios.
Rosberg, que había ganado las cuatro carreras anteriores --Australia, Baréin, China y Rusia--, cree que una vez había adelantado a Hamilton en la primera curva tenía todos los números para lograr el quinto triunfo y prolongar su dominio en este inicio de Mundial.
"Saliendo de la curva 3 me faltaba potencia de motor, estaba en mala posición, vi cerca a Hamilton y cerré la puerta como se hace siempre, yo debía defender mi posición. Hamilton intentó de todos modos ver un agujero y al final los dos fuera", explicó Rosberg.
De todos modos, acata aunque no pueda compartir la decisión de la dirección de carrera de no sancionar a nadie. "Me siento muy mal, porque podía ganar esta carrera. Al final, todo OK, los jueces han tomado la decisión de que es un incidente de carrera y lo tengo que aceptar", apuntó, mientras que no quiso desvelar nada de la reunión entre ambos pilotos y el equipo.
Al final de la corta recta que precede a la cuarta curva del trazado catalán, en la primera vuelta de la carrera, Hamilton intentó superar por la derecha a Rosberg para recuperar la iniciativa que tenía al haber logrado la 'pole' pero el alemán se fue a los límites del asfalto, obligando al británico, que no aflojó, a salirse a la hierba y, ahí, derrapó perdiendo el control del Mercedes y se llevó por delante a Rosberg.