Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sainz: "El coche no iba igual que ayer"

El piloto español de Fórmula 1 Carlos Sainz (Toro Rosso) destacó que en la carrera de este domingo en Bakú, correspondiente al Gran Premio de Europa, saldrá "a tope", a pesar de todos los problemas con los frenos que le han lastrado y sólo le han permitido salir decimotercero.
"Está claro que el coche no iba igual que ayer, tanto en frenada como llegando a la curva quitando el freno, así que nada, un poco descontento por ello, pero no quiere decir que mañana no se pueda hacer bien", explicó a Movistar F1 tras la sesión de calificacion.
No fue el mejor día para el madrileño, que no se hizo al cambio en los frenos que metieron en su coche y que además eligió mal el momento a la hora de hacer la vuelta rápida, lo que le ha relegado al decimotercer puesto de la parrilla. Además es importante destacar que el circuito urbano de Baku tiene los muros muy cerca y es un circuito "todo de frenadas", como comentó Sainz.
"Desde por la mañana hemos tenido problemas con los frenos, con un disco que no se calentaba como se calentaba el otro, he perdido mucha confianza con respecto a ayer en frenada. Hemos calculado bastante mal los tiempos en los que hacer la vuelta rápida y nos hemos encontrado siempre mucho tráfico en la vuelta y tampoco tenía yo el mismo 'feeling' con el coche que ayer, por culpa de la frenada", analizó el piloto de Toro Rosso.
El ruso Daniil Kvyat (Toro Rosso), compañero de Sainz, alcanzó la sexta posición en la parrilla de salida, superando así por primera vez al español desde que comparten escudería. "Ya os dije que Daniil (Kvyat) es un piloto muy rápido y a la mínima que tengo un problema y no voy con buen coche, es normal que esté por delante", reconoció.
El madrileño también habló de la estrategia de paradas, algo que va a dar mucho que hablar por las altas temperaturas que se están dando en Bakú. "Es probable que la gente se decante por una parada tal y como están las cosas. Las temperaturas que parece que hace a las cinco de la tarde incitan a ello, así que a ver qué nos inventamos mañana", finalizó.