Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Verstappen se atreve a rodar sobre la nieve en la estación de esquí de Kitzbühel

El piloto holandés Max Verstappen, compañero de equipo de Carlos Sainz en Toro Rosso, se ha atrevido a rodar sobre la nieve y a 1.600 metros de altitud en la estación austriaca de Hahnenkamm (Kitzbühel), próxima sede de la Copa del Mundo de esquí.
Verstappen protagonizó una sorprendente exhibición ante 3.500 personas y, para conseguirlo, su monoplaza fue transportado por un helicóptero hasta el lugar de la exhibición. Una vez allí, fue preparado y equipado con neumáticos de clavos y cadenas que hicieron posible mantener el control sobre la pista nevada.
El piloto de Toro Rosso, se lanzó por las empinadas pista de la estación, poniendo a prueba su control del bólido ante la atenta mirada del expiloto Gerhard Berger y del asesor de Red Bull Racing, Helmut Marko. "Ha sido realmente divertido. Mantener el coche en la pista ha sido un verdadero reto", manifestó Verstappen en declaraciones facilitadas por su equipo.