Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Wolff: "Era cuestión de tiempo que la rivalidad con Ferrari se volviera más intensa"

El 'Team Principal' de Mercedes, Toto Wolff, reconoció que era "cuestión de tiempo" que la rivalidad con Ferrari "se volviera más intensa" y no polemizó sobre lo sucedido entre Sebastian Vettel (Ferrari) y Lewis Hamilton en el Gran Premio de Azerbaiyán, recordando que cada año la F-1 "está marcada por una gran rivalidad" y la felicidad que debe suponer para los nuevos dueños del 'gran circo' de ver "esta batalla épica" entre dos escuderías históricas.
La Federación Internacional de Automovilismo (FIA) anunció el pasado lunes que no aplicará ninguna sanción al alemán Sebastian Vettel, más allá de los 10 segundos de penalización en carrera tras el incidente con Hamilton cuando embistió la parte trasera del monoplaza del inglés.
"Cada temporada en la Fórmula 1 está marcada por una gran rivalidad. El pasado año fue una batalla interna entre Lewis y Nico (Rosberg), este año parece ser que la lucha es entre Mercedes y Ferrari y Lewis y Sebastian", afirmó Wolff en declaraciones facilitadas este martes por su equipo.
El expiloto austríaco comentó que era "cuestión de tiempo" que la "tranquilidad del principio" se convirtiera en "intensa y controvertida". "Ese momento ocurrió en Bakú y vimos los resultados de esa tensión en la pista", explicó.
Por todo ello, el director ejecutivo denominó como "capítulo cerrado" lo ocurrido. "Las conclusiones de la audiencia del lunes ya las hemos visto todos", zanjó, dejando claro que su "foco" desde la carrera de Baku estaba puesto en los "propios fallos" que cometieron y que le "costaron la victoria" a Hamilton.
"Hay un excelente respeto entre Mercedes y Ferrari, dos escuderías icónicas en el mundo del motor, no solo por la batalla en pista sino porque están peleando por el mismo objetivo: ver a la Formula 1 crecer", afirmó Wolff.
En este sentido, indicó que "los nuevos propietarios no podían pedir un mejor comienzo para esta nueva era con la batalla épica entre Mercedes y Ferrari". "Además de añadir a Red Bull como equipo ganador también para hacer de la Fórmula 1 un espectáculo genial", concluyó.