Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Álvaro: "Nos hemos hablado a la cara y el compromiso es absoluto"

El jugador del RCD Espanyol Álvaro González ha reconocido este miércoles que pese al mal momento de juego y de resultados por el que atraviesan y el ultimátum que planea sobre la cabeza de su técnico, Constantin Galca, los jugadores se han "hablado a la cara" y tienen un "compromiso absoluto" por darle la vuelta a la situación, empezando por ganar al Valencia CF en Mestalla.
"Sabemos que no hicimos bien las cosas y que tenemos plantilla para dar más de nosotros mismos. El equipo está comprometido y más unido que nunca. Nos hemos hablado a la cara todos los compañeros y el compromiso es absoluto. Estoy convencido de que cambiaremos la situación y sacaremos esto adelante", manifestó en rueda de prensa.
Además, reconoció que el equipo está sufriendo y que deben cambiar el chip y demostrar ese compromiso. "El lunes el equipo tocó fondo. Estamos viviendo la peor situación de la temporada pero nos hemos mirado todos a la cara y hemos coincidido en que hay que estar más unidos que nunca y alcanzar el nivel de la temporada pasada para conseguir la salvación", argumentó.
Como el capitán Javi López, aseguró que están "a muerte" con Galca y que son los jugadores los que deben cambiar esta dinámica. "Eso es lo que está en nuestra mano. El Valencia no está en su mejor momento y tratará de dar la cara. Nosotros no estamos dando el nivel que toca fuera de casa. Hay que demostrar que podemos dar un paso adelante", añadió.
"El equipo tiene que ser más práctico y evitar darle tantas ventajas al rival. Hay que ser más fiables con el balón. En cuanto alcancemos el nivel de confianza necesario, este equipo podrá dar más de lo que ha ofrecido hasta ahora. Está pesando no ganar", desgranó.
Y es que cree que les está pasando factura no conseguir los tres puntos. "Por eso es necesario ser más prácticos y hacer un fútbol que no nos castigue. Tenemos quince finales por delante para asimilar que nos estamos jugando mucho, el futuro del club y de la gente que nos sigue y eso se merece el máximo respeto", manifestó.
"Nos quedan muchos puntos por delante y, pese a todo lo que nos está pasando, el equipo no ha entrado aún en zona de descenso. Esperamos sacar adelante esto con buenos partidos. La unión es lo que hará la fuerza. Vamos a hacer lo máximo para que este fin de semana ya se dé la vuelta a la tortilla", concluyó.