Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Análisis) Un renovado Valencia se reencontrará con el Bayern, su verdugo en la final de 2001

El Valencia CF ha quedado encuadrado, tras el sorteo de la fase de grupos de la Liga de Campeones celebrado en Mónaco, en el Grupo F, donde, a priori, el rival más complicado para el conjunto 'che' será el Bayern de Múnich, actual subcampeón de Europa y subcampeón de la Bundesliga y la Copa alemana.
El equipo español, que partió como segundo cabeza de serie, calló en un grupo liderado por el conjunto alemán y completado por el Lille francés y el Bate Borisov bielorruso. Así, el Valencia tendrá su prueba más complicada en los dos enfrentamientos directos que vivirá con el equipo del recién llegado Javi Martínez.
El conjunto dirigido por Jupp Heynckes quiere dejar atrás una temporada para olvidar y comenzar una nueva en la que, otra vez, vuelve a aspirar a todo. Los alemanes, fieles a su fútbol vistoso, dejaron escapar el campeonato de liga 'in extremis', perdieron la final de Copa y disputaron la gran final de la 'Champions' en su propio estadio, donde acabaron derramando lágrimas tras una agónica tanda de penaltis que acabó proclamando al Chelsea campeón.
Junto al español Javi Martínez, que acaba de convertirse en el fichaje más caro en la historia de la Bundesliga, Xherdan Shaqiri, procedente del Basilea y Mario Mandzukic, del Wolfsburgo, se han convertido en los grandes refuerzos del verano. No obstante, los bávaros siguen conservando el mismo bloque en el que destacan nombres propios como Ribery, Robben, Lahm o Neuer.
Con la misma filosofía que le convirtió en uno de los grandes de Europa, los alemanes pretenden alejar los fantasmas del pasado y romper el gafe de las finales con la consecución de los títulos más importantes: liga y 'Champions'. Los de Heynckes, para el que probablemente sea su última temporada como técnico, llevan dos años consecutivos sin proclamarse vencedores de la Bundesliga y once sin levantar la tan ansiada 'orejona'.
Para la primera fase de la máxima competición continental, el equipo alemán más laureado se verá las caras con un renovado conjunto valencianista. El tercer clasificado de la Liga BBVA ha sido el club que más refuerzos ha traído para una temporada en la que sueña con recortarle distancias al Barcelona y al Real Madrid.
Quién sabe si éste puede ser el año en el que el Valencia vuelva a llegar a una final de Liga de Campeones. Al igual que el Bayern, el equipo 'ché' también sabe lo que es perder finales. Lo hicieron con el Real Madrid y, en 2001, fue precisamente el Bayern el que le arrebató una nueva final en los penaltis. Para esta temporada, los de Pellegrino volverán a codearse con los más grandes con la intención de llegar lo más lejos posible en Europa.
Tras Bayern de Múnich y Valencia, el siguiente equipo del bombo en caer en el Grupo F fue el Lille francés. En estos partidos, el valencianista Adil Rami se verá las caras con su ex equipo, que para esta campaña se ha despedido de su principal estrella, Eden Hazard.
Los del norte de Francia estarán por quinta vez en su historia en la fase de grupos de la Liga de Campeones. En esta ocasión tuvieron que sufrir en la previa para eliminar en la prórroga al Copenhague. Hace dos temporadas, el Lille logró un doblete histórico al conquistar la 'Ligue 1', después de cincuenta años en blanco, y la Copa, pero no pudo revalidar los títulos la pasada campaña debido a la irrupción de los todopoderosos París Saint-Germain y Montpellier, quedando relegados a la tercera posición de la liga francesa.
El primer objetivo de los franceses en la presente Liga de Campeones será dar la sorpresa y superar una complicada fase de grupos. Su mayor logro en Europa se produjo en la temporada 2006-07, cuando alcanzó los octavos de final de la 'Champions League'.
El equipo más flojo del grupo es, sin duda, el BATE Borisov, vigente campeón de la 'Belarusian Premier League'. En 2008, se clasificó por primera vez en la fase de grupos de la competición europea y, un año después, quedó encuadrado junto al Real Madrid. El conjunto bielorruso cuenta en sus filas con un viejo conocido de la Liga, el ex barcelonista Alexander Hleb.