Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Argentina y Chile golean a Bolivia y Panamá antes de los cuartos de final

Argentina ha goleado (3-0) a Bolivia en la última jornada de la fase de grupos de la Copa América Centenario, en un partido en el que Lionel Messi comenzó el partido otra vez sentado en el banquillo y en el que Erik Lamela, Ezequiel Lavezzi y Víctor Cuesta firmaron los goles para dejar a la albiceleste como líder del Grupo D con nueve puntos, mientras que el vigente campeón, Chile, también logró la victoria (4-2) ante Panamá con dobletes de Eduardo Vargas y Alexis Sánchez.
Así, con la victoria ante los bolivianos, los hombres de Gerardo 'Tata' Martino se han convertido en los únicos que han conseguido pleno de victorias en esta primera ronda de la Copa América. Argentina quiere quitarse la espinita clavada tras perder la final de 2015 ante Chile y con esta cómoda victoria ha vuelto a demostrar que puede ser un firme candidato al título.
Los argentinos no tardaron mucho en abrir la lata. En el minuto trece, Erik Lamela puso por delante a su selección tras un libre directo que tocó en un defensor y descolocó a Carlos Lampe, que no pudo hacer nada. Cuando casi todavía estaban celebrando el primer gol, Lampe no despejó bien un cabezazo de Gonzalo Higuaín y Ezequiel Lavezzi, que estuvo más listo que ninguno, no desaprovechó el rechace para poner el 2-0 en el luminoso a los 15 minutos de partido.
Si con un 2-0 en el primer cuarto de hora de partido no tenían suficiente los de Julio César Baldivieso, Yasmani Duk tuvo que ser sustituido por Diego Bejarano tras recibir un golpe que no le dejó continuar. Por su parte, Argentina siguió a lo suyo y tras varias intentonas, Víctor Cuesta puso la guinda al pastel con el 3-0 definitivo a los 32 minutos.
El encuentro bajó de ritmo y los jugadores se marcharon a vestuarios conscientes de que el partido había acabado aún quedando 45 minutos por jugar. Nada más comenzar la segunda parte, la 'estrella' de la albiceleste, Lionel Messi, salió al terreno de juego en sustitución de Higuaín.
El 'Tata' Martino volvió a ser precavido un partido más y reservó al jugador del FC Barcelona. No obstante, Messi va disputando cada vez más minutos en los que se le ve cada vez más cómodo y casi a su cien por cien, dejando destellos de calidad como un 'caño' sobre el meta rival con el que quedaba con todo a favor para ampliar la ventaja de su equipo, pero que al final no sirvió de nada porque el colegiado señaló fuero de juego.
En el minuto 60, el '10' de Argentina volvió a demostrar que tiene muy afinada la puntería, lanzando un gran libre directo desde 21 metros con el que casi vuelve a poner el 4-0 en el marcador. Por otro lado, Sergio Agüero también estuvo muy participativo en los minutos finales de partido, pero no gozó de ninguna ocasión clara para marcar.
Finalmente, Bolivia supo aguantar el marcador, que podría haber sido mucho más abultado, y se despidió del torneo sin ser capaz de estrenar su casillero de puntos. Por su parte, Argentina ha hecho pleno de victorias y llega a los cuartos de final con la confianza por las nubes.
ALEXIS SÁNCHEZ ANOTA UN DOBLETE Y AVISA A MÉXICO
Por otro lado, el vigente campeón, Chile, cosechó su segunda victoria (4-2) en el campeonato ante Panamá, en un partido en el comenzaron con mal pie tras un error del meta Miguel Camargo que adelantó a los visitantes. Sin embargo, los de Juan Antonio Pizzi no sufrieron durante mucho tiempo, ya que al cuarto de hora, Eduardo Vargas aprovechó un rebote para poner el empate (1-1).
Los chilenos siguieron intentándolo, pero tuvo que casi llegar el descanso para que Vargas firma el segundo gol de su cuenta personal y pusiera por delante (2-1) a su selección. De este modo, y a la vuelta del descanso, fue Alexis Sánchez quien con una gran habilidad consiguió empalmar una volea dentro del área para dar más tranquilidad a su equipo consiguiendo el 3-1.
No obstante, Panamá no se rindió y a los 75 minutos volvió a apretar el marcador (3-2). Abdiel Arroyo realizó un disparo perfecto clavándolo junto al poste izquierdo de Penedo. Por último, de nuevo el delantero del Arsenal tranquilizó a sus compañeros poniendo el balón en el fondo de la red tras cabecear un gran centro de José Fuenzalida.